Medio Ambiente evalúa cambiar norma que protege zonas de montaña y ríos

Caribbean Digital

El Ministerio de Medio Ambiente evalúa modificar la Resolución 0005-2017 con la que esa entidad procuró proteger las zonas montañosas y de producción de agua a nivel nacional.

“Esa decisión es un estancamiento al desarrollo inmobiliario y turístico el municipio”. Así, con tono de convencido, lo expresó Ricardo Quezada, director de Medio Ambiente en el municipio de Constanza, en La Vega, durante una conversación telefónica con Diario Libre.

Explica que tanto la sociedad civil, como él en persona, le ha planteado su inconformidad con la disposición al actual ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, quien, a su vez, le habría manifestado que la resolución se está estudiando a los fines de hacerle modificaciones.

“La sociedad civil de Constanza se ha reunido con el ministro y el viceministro para ver si esa resolución queda sin efecto. Incluso, hace tres semanas el ministro tuvo una reunión con nosotros los directores y, en mi participación, yo le hablé sobre eso. El desarrollo inmobiliario de Constanza ahora mismo está estancado por esa resolución”.

¿Qué le respondió el ministro?, se le cuestionó.

“El ministro dijo que la estaban estudiando para evaluar su posible modificación”, respondió.

Entre otras cosas, la resolución establece los criterios de altura, pendiente y ocupación para obtener la autorización ambiental de “todo proyecto habitacional ubicado en zona de montaña y/o vocación forestal, de interés para la producción de agua o terrenos de montaña en general”.

Pero lo que más estaría incomodando a la sociedad civil de Constanza, y Quezada menciona específicamente a “la parte turística” y a “la Asociación para el Desarrollo de Constanza”, es su décimo quinto artículo que establece que: “Ninguna infraestructura o estructura, incluyendo viviendas o lotificaciones, podrá ubicarse en alturas superiores a los 1,200 metros sobre el nivel del mar”.

“Aquí (en Constanza) en lo llano, nosotros estamos a 1,200, o sea, que está prohibido construir en las montañas”, dijo el representante medioambiental que insiste en que la resolución habla de 1,300 metros sobre el nivel del mar.

También se lamentó de que, cualquier proyecto inmobiliario que se somete a la consideración del Ministerio es rechazado debido a la disposición vigente.

Al preguntarle sobre las zonas del municipio que se ven impactadas por la limitante, indica que son todas las montañas porque hasta las faldas de esas pendientes están por encima de los 1,300 metros.

“Esa es la dificultad, porque si fuera una parte específica porque se quiere preservar por equis cosa, un recurso natural, ok. Lo entenderíamos. Pero es todo, todo. Y no sé en realidad en qué se basó para establecer esa resolución, porque lo único que yo le veo a esa decisión es un estancamiento al desarrollo inmobiliario y turístico el municipio”, enfatizó.

Francisco Domínguez Brito, ministro de Medio Ambiente cuando se dictó la resolución en enero de 2017, explicó que en ese momento consideraron la necesidad de protección de las fuentes de agua que ya estaban afectadas, además de que esas montañas se debían cuidar porque es de donde nacen los ríos.

Madre de las Aguas
El Valle de Constanza es calificado como el más alto del país, ubicado a 1,190 metros sobre el nivel del mar (msnm), aunque la ciudad está sobre los 1,164 msnm. Ubicado en la Cordillera Central, al extremo sur del municipio y por encima de los 2,200 msnm, se encuentra el Parque Nacional Valle Nuevo, también denominado Madre las Aguas, debido a la gran cantidad de ríos que nacen en su interior. Entre ellos se encuentran varios de los más importantes del país como son Río Yaque del Norte, el Camú, que es afluente del Río Yuna; el Jimenoa, afluente del Yaque del Norte o el Río Tireo, también afluente del Yuna.

El Valle de Constanza es calificado como el más alto del país, ubicado a 1,190 metros sobre el nivel del mar (msnm), aunque la ciudad está sobre los 1,164 msnm. Ubicado en la Cordillera Central, al extremo sur del municipio y por encima de los 2,200 msnm, se encuentra el Parque Nacional Valle Nuevo, también denominado Madre las Aguas, debido a la gran cantidad de ríos que nacen en su interior. Entre ellos se encuentran varios de los más importantes del país como son Río Yaque del Norte, el Camú, que es afluente del Río Yuna; el Jimenoa, afluente del Yaque del Norte o el Río Tireo, también afluente del Yuna.

Domínguez Brito recordó que ya el municipio Constanza está antropizado y no entra en el espíritu de la resolución, pero cuestiona que se pretenda subir (las intervenciones humanas) más a las lomas, en zonas que son puro bosque.

“Se estaría muy mal, pues se destruirían todas las fuentes de agua”, advierte.

“Es un tema muy delicado y muy serio, cualquier desarrollo se puede hacer por debajo de esa cota, pues son las zonas donde más se produce el agua. Ya los ríos se nos están secando, la gente no tiene la sensibilidad, pero, ¿y después, qué va a pasar?” se cuestionó el exfuncionario que ve como un retroceso en la protección de los recursos medioambientales cualquier modificación que se haga a la referida resolución.

También el director de Medio Ambiente en Constanza está claro en que modificar los límites tendrá un impacto en las zonas que se quiso proteger, pero lo ve como lo más recomendable para el desarrollo de su municipio.

Que sea como en Jarabacoa
“Como oficina de Medio Ambiente, lo que prevemos es lograr la dinámica entre hombre y recursos naturales. Siempre que se realiza una actividad en recursos naturales, siempre hay una degradación de los mismos, entonces, lo que nosotros como oficina cuidamos es que esa degradación de los recursos naturales sea un impacto mínimo”. Quezada entiende que ese impacto mínimo se lograría si Medio Ambiente establece los criterios para que no afecte los recursos naturales y pone de ejemplo al municipio Jarabacoa, donde “no se impone esa resolución y se desarrollan proyectos”. El municipio de Jarabacoa se ubica a los 530 msnm.