Astros y Bravos consiguen boletos para la Serie de Campeonato

Caribbean Digital

Los Astros de Houston y los Bravos de Atlanta, favoritos de la mayoría de los expertos, vencieron en sus respectivos desafíos de esta jornada de martes para llegar a tres victorias en sus duelos divisionales y asegurar boletos para la gran final de sus ligas.

Otra vez los Astros apelaron a la fuerte ofensiva que los trajo hasta la postemporada y remataron en patio ajeno a los Medias Blancas de Chicago con marcador final de 10×1.

El abridor de Chicago Carlos Rondón, un serpentinero que había dominado un par de veces a sus rivales en la temporada regular, no pudo sostenerse en el box y abandonó el partido sin poder completar el tercer episodio.

Tres hits, dos boletos, un pelotazo y un par de anotaciones remolcadas por un tubey de Carlos Correa con las bases repletas que sirvió para darles una ventaja a los suyos que jamás perderían, fue demasiado para el zurdo.

En el cuarto capítulo los visitantes agregaron tres carreras más a la hoguera donde ardían las Medias Blancas para silenciar los graderíos del U.S Cellular Field por el resto del año. Martín Maldonado empujó una con sencillo al centro y Alex Bregman trajo dos a casa con doblete, todas a la cuenta del relevista Michael Kopech.

El tiro de gracia lo dio Michael Brantley al disparar par de cohetes al jardín central en la sexta y la octava entrada frente a la dupla Tepera-Kimbrel, y José Altuve acabó de enterrarlos en el noveno, con un cuadrangular de más de 400 pies con dos a bordo frente a Liam Hendricks, para maquillar el marcador final.

Una vez más Lance McCullers dominó a la tropa del histórico Tony La Russa al dejarlos en una solitaria carrera en cuatro innings lanzados, producida por un bambinazo de Gavin Sheets. Fue la cuarta vez que los domina este año en igual cantidad de salidas, donde en 23.2 entradas apenas han podido ligarle 13 hits y han recibido 24 ponches.

El bull-pen de los dirigidos por el experimentado Dusty Baker se mostró intratable al lanzar, entre cinco apagafuegos, los últimos cuatro episodios sin conceder bases por bolas y permitiendo apenas un par de imparables.

El quisqueyano Yimi Garcia tiró un capítulo impecable y se llevó el éxito del partido.