Cientos marchan en Santiago contra construcción de presas que dañarían medio ambiente

Redacción/Caribbean Digital

Santiago.– Cientos de personas vinculadas a organizaciones ambientales realizaron este domingo una marcha en esta ciudad, en rechazo a los planes de construir presas en los ríos Bao, Jagua y en Santiago Rodríguez, así como en reclamo de que el Estado dominicano garantice el acceso de agua potable, mediante políticas públicas que protejan el medio ambiente.

En el recorrido, que inició desde el parque Duarte, pasando por las calles Del Sol, España, Restauración hasta concluir en el Parque Lineal de La Otra Banda, a orillas del río Yaque del Norte, también se unieron sectores políticos, sindicales, feministas y sociales.

En la manifestación popular no faltaron las consignas. “No a la privatización, no a la presa de las Placetas, no a la contaminación de nuestros ríos”, entre otras, vociferaba sin cesar la muchedumbre.

«Hacer una nueva presa podría implicar la muerte de estos ríos, (Bao y Jagua), con todo lo que ello implica”, explicó el ambientalista Nelson Reyes. Señaló que entregaron un informe al presidente de la República, al Senado, a los diputados, sobre las consecuencias negativas que provocaría la construcción de la presa en la sierra.

«No solamente es el agua potable, es el agua para riego, las plantas y los animales, en la discusión de la mesa del agua no se ha avanzado», indicó por su lado, Ramón Estrella miembro de la mesa de discusión reforma al sector agua.

Advirtió que no permitirán la privatización de ningún tipo menos de un servicio tan vital para la vida, como el agua.

La coordinadora del movimiento feministas Hermanas Mirabal, Raquel Rivera, también fue una de las que se pronunció en contra el atropello al medio ambiente que se pretende ejecutar con la construcción de algunas presas.

Los manifestantes informaron que organizan un llamado a paro general para final del próximo mes de abril, en reclamo de reivindicaciones económicas, sociales y del medio ambiente.

La marcha fue custodiada por un fuerte patrullaje policial motorizado hasta llegar a su destino final, en la avenida de Circunvalación, en la parte baja de esta ciudad, en La Otra Banda, próximo al río Yaque del Norte.