Una aspiración para adecentar la política

Por: Ramón Antonio Veras 

1.- Actuar en política persiguiendo objetivos en provecho de la generalidad de los miembros de la comunidad, es accionar con nobleza, y habla bien de quien la lleva a cabo.

 2.- Por el contrario, estar en la política para beneficiarse de ella, es prostituirla, deshonrarla, despojándola de lo que la hace digna de honor.

 3.- La forma como se ejecuta la política en la República Dominicana, desdice mucho, no armoniza con el quehacer público en procura de hacer avanzar y adecentar la sociedad.

 4.- Para comenzar a dar los primeros pasos con el fin de asear la política en nuestro país, hay que despojarla del interés económico, quitar la preocupación por la mercancía dinero, y poner por delante lo social.

 5.- Sería bueno, saludable, que el político no se vea como un mercenario; que presta sus servicios por un pago; un asalariado de la política, un mercader.

 6.- La presente coyuntura electoral, es un escenario adecuado para trazar la línea en busca de hacer del activista político un luchador social.

 7.- Porque son muchos los jóvenes, de uno y otro sexo, que comienzan a estar en el quehacer político electivo, es posible motivarles para que incidan en la política con sentido cívico.

 8.- Es propicia la ocasión para impulsar a una jovencita o a un jovencito, que por primera vez se postula como regidora o regidor, que en caso de ser elegido proponga en la sala capitular que la función de regidor sea, como antes, honorífica, sin paga.

 9.- Por muy degradada que esté la sociedad dominicana, creemos que todavía es posible contar con ciudadanas y ciudadanos que no están contaminados por la podredumbre politiquera. 

10.- Por algún sector de la comunidad política nacional hay que empezar, y desde los regidores jóvenes se puede iniciar para adecuar la decencia a la labor política para servir, no para servirse de ella. 

11.- La política debe volver a ocupar el espacio de honorabilidad que antes tenía, hasta que hizo acto de presencia la politiquería con sus nefastas consecuencias.

 12.- El jovencito que está aspirando a ser regidor, y se niega a hacer su labor sin recibir un sueldo, prueba que llega a la política para seguir con el negocio politiquero. 

13.- Trabajar por la comunidad sin esperar recompensa, es tener sentido de compromiso ciudadano, cívico y social. De la persona habla su comportamiento y los hechos la definen.

 14.- Nuestro pueblo merece contar con mujeres y hombres de honor, que prueben ser auténticos, de una sola pieza, no farsantes. 

15.- Aquellos que están haciendo política a manera de estreno, deben demostrar que han llegado para ir de la mano; debutar con desprendimiento; libres de ambiciones desmedidas; que buscan abrirse paso para llegar a ser de provecho, no de aprovechados. 

16.- Ejercer la política para encargarse como ciudadano de ser útil; proveer, hacer el papel de tener a bien dar a su país, es estar ahí como digna persona pública.

Deja un comentario...