Un triunfo necesario para Crawford…

Domingo Hernández

Quienes dudaban sobre quien es el mejor peso welter -147 libras- del planeta, el número uno, el pasado sábado, en el Mandalay Bay  de Las Vegas, Nevada,  tuvieron una respuesta contundente.

El norteamericano Terrence Crawford comenzó a despejar las dudas al respecto. En una pelea bastante difícil y batallada, como se esperaba, Crawford noqueò técnicamente en 10 asaltos a su compatriota, y exdoble campeón del mundo en los welters, Shawn Porter.

Tanto Crawford como Porter dieron lo que se esperaba de ellos.Un pleito movido e intenso de principio a fin.

Fue la pelea tìpica de Porter, presionando, agresivo y soltando un intenso volumen de golpes todo el tiempo, aunque algunos de ellos no hacían blanco, si logró conectar de manera sòlida en varias ocasiones a un Crawford que subió en inmejorables condiciones al tinglado y que supo asimilar bien cada impacto recibido para continuar con su plan de combate.

Como ha ocurrido varias veces en su carrera, Crawford fue de menos a màs. Tomò las cosas con calma en los primeros asaltos para luego ir acelerando su ritmo.Pero no fue sino hasta los últimos rounds –a partir del séptimo, aunque el octavo fue cerrado-cuando comenzó a asumir control de las acciones.

Su superior velocidad, precisión, mayor estatura y alcance, asì como su poderìo en ambos puños, fueron claves en su victoria, pese a encontrarse en Porter, con un guerrero que en ningún momento dejó de ser una amenaza ni dejó de dar pelea.

Porter, cuyo rècord cayò a 31-4-1, con 17 nocauts, fue el rival que se esperaba. Persistente, tenaz y voluntarioso, exigió al máximo a Crawford y lo obligò a dar lo mejor de sì en cada asalto.

El final llegó al minuto y 21 segundos del dècimo capìtulo cuando todo parecía indicar que el nocaut que Crawfor había prometido, no llegarìa, pues lo que se evidenciaba era que el enfrentamiento llegarìa al lìmite de los 12 asaltos.

Empero, no fue asì, Crawford iniciò el round indicado con presión sobre Porter, asediándolo, y lo sorprendió cuando, en medio de un breve intercambio, le conectò un sòlido uppercut de izquierda que depositò en la lona a su retador.Porter se levantò de inmediato màs sorprendido que dañado.

Sin embargo, en lugar de amarrarse o ponerse a mover para buscar recuperarse y ganar aire, cometiò el error de irse de inmediato al intercambio de golpes con Crawford, quien le conectò combinaciones y rematò con una derecha volada y fuerte a la cabeza para enviarlo de nuevo a la lona. Porter, al parecer incòmodo consigo mismo, golpeò varias veces el encerado y se levantò. Entonces su esquina, encabezada por su padre Kenny Porter, ordenò al àrbitro detener la pelea, haciendo intento de tirar la toalla.

Porte, valiente como siempre, no estuvo de acuerdo con la decisión de su esquina, pero su padre explicó luego que no quisò arriesgar su hijo, no tanto por lo que había pasado, sino por lo que pudìa ocurrir frente a un boxeador tan peligroso como Crawford.

El triunfo, que pone ahora su marca en 38-0, con 29 por la vìa rápida, fue valioso y necesario para un Terrence Crawford que reclama para sì el honor de ser considerado el mejor boxeador libra por libra del momento –el mexicano Saùl –Canelo-Alvarez tiene esa distinción-, lo que se le ha negado por no haber tenido en su exitosa carrera hasta el sábado un adversario altamente calificado ni haber conseguido una pelea grande.

Con este resultado, comenzó a transitar ese camino. Ahora, con esta quinta defensa exitosa del cetro, va construyendo el perfìl que podría llevarlo a ser el número uno en el ranking de los mejores gramo por gramo, libra por libra y kilo por kilo.

No obstante, deberá continuar haciendo mèritos, pues en su panorama tendrá que realizar combates importantes frente a hombres como:El cubano Yordenis Ugàs, monarca avalado por la Asociaciòn Mundial de Boxeo –AMB- en condición de súper campeón y ante la otra gran estrella de ese casillero, el también estadounidense Errol Spence Jr.

Spence Jr, quien también està invicto (27-0, 21 nocauts) es el actual monarca unificado de la división –posee los tronos reconocidos por el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Federaciòn Internacional de Boxe (FIB)- y estuvo presente en el Mandalay Bay.

Ese es precisamente el pleito (Crawford-Spencer Jr) que todos quieren ver en este peso, el que se ha estado esperando por largo tiempo, la pelea de ensueño. Mas, Spencer Jr sufrió hace poco màs de dos años un grave accidente del cual se recuperò e incluso hizo una pelea ante Danny Garcìa, la cual ganó y luciò bien.

Empero, cuando iba a enfrentar a Manny Pacquiao en agosto pasado, horas antes del duelo, se le detectò desprendimiento de retina en un examen mèdico  y no pudo pelear en la ocasión.Debiò someterse a una operación y su condición actual después de esa cirugía, es una verdadera incògnica. Es decir, no se sabe còmo ha quedado de salud despuès de eso.

Es cierto que Spence Jr tiene todo el potencial para enfrentar a Crawford,-con posibilidades de triunfo- pero no se sabe si será el mismo e incluso, si estarà apto para seguir en un deporte tan duro como el boxeo, so pena de correr el riesgo de perder definitivamente la visión.De ahì el que este choque estaría en veremos.

Mientras tanto, Crawford, un tres veces campeón mundial en pesos diferentes, que inclusive volvió a desafiar una vez màs a Spencer Jr tan pronto terminò con Porter, con esta victoria, ha comenzado a ganar el respeto y el crédito  que merece como el verdadero campeón de los welters, concepto èste que deberá seguir consolidando en sus próximas salidas. No pierdan de vista a este fenòmeno. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:A propósito de Terrence Crawford, es oportuno decir que èste conquistò su segundo campeonato mundial, el de los welter junior -140 libras-tras noquear al boricua Thomas Dulorme, en combate eliminatorio.En la ocasión ganó la corona avalada por la OMB. ¡Suena la campana!.!Climmp!

 

Deja un comentario...