Moradores levantan protesta tras una semana encadenados reclamando asfaltado de calles

JOSÉ ALFREDO ESPINAL

[email protected]

SANTIAGO. – Luego de permanecer encadenados por una semana, bajo agua, sol y sereno, en el parque Duarte, frente a la Gobernación Provincial, moradores del sector Cienfuegos, en el distrito municipal Santiago Oeste, que reclaman el asfaltado de sus calles, finalmente levantaron la protesta, tras la promesa hecha por las autoridades.

La representante del Poder Ejecutivo en la provincia, Ana María Domínguez, asumió el compromiso con los manifestantes. “La Gobernación siempre está dispuesta a escuchar las necesidades de cada una de las comunidades, tenemos que mediar y buscar soluciones posibles en este momento”, afirmó.

Explicó que no había recibido a los manifestantes porque se encontraba fuera del país. Dijo que están evaluando las posibilidades de dar respuestas a corto, mediano y largo plazo a las solicitudes de asfaltado de calles.

Los moradores de distintos barros de Cienfuegos permanecieron una semana encadenados frente a la Gobernación pidiendo asfaltado de sus calles.

Por su lado, el pastor y dirigente comunitario Pablo Ureña, agradeció la apertura al diálogo de la gobernadora Ana María Domínguez y al general Pablo de Jesús Dipré, director del Comando Cibao Central de la Policía Nacional por su mediación en el proceso.

Sostuvo que el asfaltado de las calles de los barrios José Manuel, La Piña, Santa Lucía, La Fe, entre otros, es un clamor de todos los residentes en Cienfuegos, los cuales dijo tienen más de 20 años reclamando soluciones.

Los manifestantes advirtieron que si no reciben soluciones en el tiempo acordado retomará su lucha, encadenándose en el parque Duarte, frente a la Gobernación Provincial.