Leger define el pitcheo como principal fortaleza de Águilas

Servicios/Caribbean Digital

SANTIAGO.– El dirigente de  las Águilas Cibaeñas, José Leger, definió el pitcheo como la principal fortaleza del equipo, en la primera mitad del campeonato de béisbol otoño invernal 2022-2023.

Leger explicó que ese gran trabajo monticular se complementa con buena defensa, la cual es necesaria para hacer los outs en un juego de pelota y que “tenemos lanzadores abridores capaces de llevar el juego a territorio de nuestro excelente cuerpo de relevistas, quienes se han encargado de completar la jornada”.

El capataz aguilucho destacó el trabajo realizado por la parte intermedia y de atrás del cuerpo monticular, donde figuran hombres como Rodrigo Benoit, Wendolyn Bautista, Francis Martes, Darío Álvarez, Richard Rodríguez, Neftalí Feliz y los tiradores importados.

Leger también dio crédito al bateo situacional, el cual ha sido muy bueno y oportuno como lo demuestran las estadísticas colectivas.

“Lo bien que hemos jugado la primera mitad no nos hace confiar y salimos al terreno a ganar cada partido”, reflexionó para precisar que dirige con sentido de urgencia, donde cada juego parte de cero y pensando que el partido del día es el que tienen que ganar.

En cuanto al juego pequeño, Leger enfatizó que no teme al sacrificio, ya que eso funciona en esta pelota y que “no descarto el toque de bola si la situación lo amerita y el jugador es buen tocador, factores que hay que tomar en consideración”.

En conversación con la prensa en su acostumbrada conferencia semanal con los medios locales, Leger razonó que en el béisbol de Grandes Ligas se toca menos porque los estadios son mejores y los lanzadores saben lidiar con ese tipo de batazos.

Para seguir fortaleciendo el equipo, resaltó que se agrega un bate de Grandes Ligas con el inicialista Frank Schwindel, quien ya se prepara para entrar a juego, y que para los primeros días de diciembre se incorpora el cátcher Francisco Peña, quien se tomará unos días de descanso debido a la larga temporada que tuvo en Taiwán.