En Portugal miles de personas salen a la calle para pedir la paz en Ucrania

Caribbean Digital

Miles de personas se manifestaron hoy (domingo) en diferentes ciudades portuguesas, como Lisboa y Oporto, para pedir el fin de la guerra en Ucrania, con pancartas en denuncia de la invasión rusa, conciertos, cordones humanos por la paz y banderas ucranianas.

Cuando se cumplen 32 días desde que comenzó la invasión rusa de Ucrania, en Lisboa se ha habilitado una pantalla gigante en la popular Plaza del Comercio para transmitir un mensaje grabado del presidente ucraniano, Volódimir Zelenski, que ha pedido más apoyo internacional y ha denunciado la operación llevada a cabo por Moscú.

Además, Lisboa y Cascais han sintonizado un concierto organizado desde Polonia en el que decenas de cantantes de todo el mundo están actuando en apoyo a los ucranianos, entre ellos el artista luso Salvador Sobral, que ganó la edición de 2017 de Eurovisión celebrada en Kiev.

El alcalde de la capital, Carlos Moedas, que se ha sumado a la embajadora ucraniana en Portugal, Inha Ohnivets, y a los cientos de personas que se han reunido en la plaza lisboeta, ha mostrado su apoyo a la comunidad ucraniana y ha asegurado que la guerra es «injustificable».

«Lisboa es una ciudad abierta, abierta a las culturas, abierta a la diversidad y abierta a Ucrania en este momento tan difícil», dijo en declaraciones al canal luso CNN Portugal, y añadió que «el presidente (ruso, Vladímir) Putin consiguió unir a Europa como nunca había estado unida».

Entre los presentes, había manifestantes con pancartas en las que se leía mensajes como «Parad la guerra» o «Parad la agresión rusa» y han mostrado una bandera ucraniana de varios metros de longitud.

El alcalde de Cascais, Carlos Carreiras, por su parte, abogó por que los refugiados ucranianos en Portugal, que ya superan los 20.000, sean acogidos «de la mejor forma».

«No son refugiados, son invitados», aseguró Carreiras, que ha añadido que su voz, «juntándose a muchas otras voces», puede lograr «que se haga luz en la cabeza de quien tiene el poder».

En Oporto, otros centenares de personas se concentraron en un concierto por la paz organizado por el Consejo Portugués para la Paz y la Cooperación.

En otras localidades, como Leiria, han organizado conciertos donde cantaron por el fin del conflicto.

El Gobierno luso ha agilizado la protección temporal de los refugiados ucranianos en el país y ha simplificado los procesos burocráticos para acceder a servicios de salud, fiscales y de empleo.

Los ucranianos son ahora la segunda mayor comunidad residente en Portugal, que en total suman más de 45.000 ciudadanos, solo superados por los brasileños. EFE