21.7 C
Santo Domingo
sábado, enero 16, 2021
  • Opiniones
  • El Explorador

Cancelaciones, costumbre y justicia

Populares

JOSÉ ALFREDO ESPINAL

[email protected]

 SANTIAGO, RD.-   Abandonar un lugar de trabajo al cual se ha servido por años es una realidad muy difícil; más aún, en aquellos  que son obtenidos a través de la política.

Si en el sector privado nos duele partir de una empresa, en el sector público, donde la gente se acostumbra durante décadas, protegida por un partido político, resulta en la mayoría de las ocasiones, más dura esa realidad.

Perder un empleo por el simple hecho de dárselo a otro que luchó para que su partido asumiera el poder resulta incómodo. Los despidos por asuntos meramente políticos son una realidad que, emocionalmente, afecta a cualquier ciudadano; como ha estado ocurriendo en el sector público en la República Dominicana.

Sin embargo, debemos comprender que las cancelaciones de empleados del sector público y privado es una práctica normal en cualquier país del mundo. Por diversas razones los jefes de instituciones del Estado, los administradores y dueños de empresas se las arreglan para despedir a un empleado determinado.

En ese sentido, nos extraña cómo ahora hay personas que protestan por las cancelaciones que se están registrando en el Ministerio de Educación, por ejemplo. Los despedidos no son de maestros ni técnicos; es del personal del área administrativa. Sea cual fuere el caso, es muy lamentable.

No obstante, aquí también entra la justicia. Porque si se considera injusto el hecho de que un ciudadano tenga que abandonar el puesto por el simple factor político por el medio, también resulta poco justo que otro ciudadano que ha esperado durante 16 años la oportunidad de conseguir un empleo, no pueda hacerlo porque quienes han estado allí por tanto tiempo  se rehúsan a abandonarlo.

Son padres de familias, personas de bajo nivel económico los que pierden sus puestos de trabajo en estos tiempos.   También están en las mismas condiciones aquellos que aspiran a relevarlos en sus cargos.

La realidad es dura de ver y de asimilar. Lo mejor, a nuestro sano juicio, es no seguir acostumbrándonos en los trabajos, a menos que se trate de una empresa familiar.

El Estado dominicano es de todos, por lo tanto, los que permanecieron 16 años afuera, hoy tienen el mismo derecho de ingresar, aunque tristemente esto implique la salida del trabajo de otro ser humano que también necesite seguir produciendo.

Para que no produzca tanto impacto esta realidad, el dominicano debería ir acostumbrándose a que los puestos públicos son pasajeros y, un día, más tarde que nunca, tendrás que abandonarlo.

No es mucho pedir, si aconsejamos a la gente a aprender a vivir de otra cosa que no sea de un puesto dado por el gobierno. No debemos poner todos los huevos en una canasta…

- Publicidad -

Más Noticias

Procuraduría investiga supuestas irregularidades en allanamiento en oficinas de Abel Martínez

Caribbean Digital ElMinisterio Público investiga alegadas irregularidades en un allanamiento realizado este viernes en una vivienda en la que funcionan...

WhatsApp atrasa hasta mayo cambio en condiciones de uso ante migración de usuarios

Caribbean Digital WhatsApp, que días atrás anunció cambios en su política de condiciones y privacidad con un plazo hasta el 8 de febrero para que...

Fiscal de Santiago reclama: “dónde está mi seguridad que no la veo”

 JOSÉ ALFREDO ESPINAL [email protected]  SANTIAGO. -  La tensión se produjo mientras funcionarios municipales y dirigentes peledeístas denunciaban atropellos y persecución política, frente a los organismos de seguridad...

Dustin Diamond de “Salvados por la campana” confirma que padece cáncer en fase 4

Caribbean Digital Madrid, (EUROPA PRESS).- Dustin Diamond, actor de Salvados por la campana, ha sido noticia tras conocerse que había ingresado en un hospital de...

Tercer Cielo: “Hasta que llegué yo”, nuevo tema

Caribbean Digital Santo Domingo. RD.- La agrupación cristiana Tercer Cielo presentó “Hasta que llegué yo”, canción producida por su vocalista Juan Carlos Rodríguez, quien afirmó...

Más artículos como este