Empleados del PLCM recibiendo cheques por trabajo realizado. Foto tomada de facebook.

Por José Manuel Castillo

Hasta para pagar un cheque hay que humillar al obrero, este es el panorama que viven los jornaleros del Proyecto la Cruz Manzanillo, una institución agrícola gubernamental, ubicada en la provincia Montecristi, además de los labriegos tener que esperar y hacer largas filas para que les den los “chelitos”, que con mucho esfuerzo se ganaron, también son fotografiados, como si fuera una actividad política.

La pobreza que arropa a los habitantes de los bateyes, obliga a tener que trabajar por un mísero salario, añadiéndose también el atraso en el pago que con frecuencia sucede en ese complejo bananero.

Los trabajadores del PLCM son manejados como propiedad de cada director que por ahí pasa, con la complicidad de un supuesto “SINDICATO” de empelados de dicha empresa estatal.

¿Y esta vaina es país?

“La palabra es para decir la verdad, no para encubrirla”.
José Marti.

#VivaElPeriodismoIndependiente.
#VivaElperiodismoDecente.
#VivaElPeriodismoConCompromisoSocial.