Compartir
Luis César Polanco, quien secundó a Joel Ramírez, en la victoria de Pueblo Nuevo, 85-84, ante Plaza Valerio, anota frente al defensa de Dagoberto Peña. Foto cortesía. Freddy José CAPUTO.

Francisco Vicente

Especial/Caribbean Digital

 

SANTIAGO, RD.- Los Tiburones de La Bahía de Pueblo Nuevo, en más reñido y disputado partido de toda la Gran Final de los 33 años del Basket Superior, de aquí, vencieron por la mínima, 85-84, al Plaza Valerio, para colocarse a un juego de alzarse con la Copa Brahma Light, en la justa en honor a Miguel Balaguer, en choque celebrado a todo dar en el Gran Arena del Cibao.

Luis César Polanco, quien secundó a Joel Ramírez, en la victoria de Pueblo Nuevo, 85-84, ante Plaza Valerio, anota frente al defensa de Dagoberto Peña.  Foto cortesía.  Freddy José CAPUTO.
Luis César Polanco, quien secundó a Joel Ramírez, en la victoria de Pueblo Nuevo, 85-84, ante Plaza Valerio, anota frente al defensa de Dagoberto Peña. Foto cortesía. Freddy José CAPUTO.

 

Joel Ramírez, colocó a Pueblo Nuevo a un triunfo de ganar el campeonato, tras dramático el éxito y cuando su equipo puso la serie, 3 – 2, colindando “contra la espada y la pared” a los joyeros.

 

Pueblo Nuevo salió a cancha concentrado en un buen juego de conjunto y encontró a Plaza Valerio muy contrariado en la cancha, mientras los de La Bahía lucieron un juego alegre y de conjunto, los del Plaza hicieron un mal uso de sus posesiones ofensivas, lo que ayudó para que los Capitanes se llevaran la ventaja 27-20.

 

En el segundo cuarto Pueblo Nuevo logró un rally de 19-4, gracias a que Plaza tuvo una muy mala selección de tiros al aro, sin trabajar su ofensiva y cuando el reloj marcaba 4:18 por jugar la ventaja de 22, (46-24).

 

Vino un tiempo pedido, por parte del dirigente Carlos Medina, del Plaza, la aptitud de Pueblo Nuevo fue de ansiedad y los joyeros organizaron mejor su ofensiva, logrando descontar frente a unos adversarios confiados, sin embargo el juego físico provocó un incidente que provocó la expulsión de los jugadores, Gabriel Martínez y Michael Acosta, del Pueblo Nuevo y Juan Carlos Santana y Silvio Ulloa.

 

Ese incidente que paralizó  el juego por algunos minutos, pero eso no altero el resultado del juego y Pueblo Nuevo se llevó ese cuarto 27-20, para irse al descanso en cómoda ventaja 54-38.

 

En el tercer cuarto la ofensiva de Pueblo Nuevo dejó de ser colegiada, lo que aprovecharon los muchachos de l Joya para cerrar y marcador, ganaron ese período de forma holgada, 27-15, para dejar el partido cerrado 69-65.

 

El último cuarto del juego encontró a los Capitanes perdidos totalmente en la ofensiva y en la defensa y Plaza tomó el control del marcador por primera vez, 70-89, con  7 minutos 56 segundo por jugar del partido, lo que evidenciaba a un Pueblo Nuevo sin respuestas para sus envalentonados adversarios.

 

Pero ambos equipos se concentraron tanto a la defensa como a la ofensiva y en lo adelante un juego que parecía de un solo lado se torneo no apto para cardíacos, ya que los dos equipos se mantuvieron alternando el marcador lo que marcó un partido emocionante y cada minuto contó hasta el segundo final, Plaza ganó ese período 19-16, pero la ansiedad hizo que ambos conjuntos cometieran errores y finalmente Pueblo Nuevo se llevó la victoria y el dominio de la final 3-2.

 

A Joel Ramírez, le secundaron Luís César Polanco con 14, Alexis Montas con 10.

Plaza tuvo en Charlie Rodríguez su mejor hombre ofensivo con 26 puntos, José Oliveros, 18 y José Américo Delgado, 12 puntos y Bobby Pandy, 11.

 

La Gran final continuará el miércoles a las 8:00 de la noche, con el sexto juego de la final.

No hay comentarios