Compartir
Playa de Las Terrenas. Archivo.

Pedro Jiménez

Redacción/Caribbean Digital

LAS TERRENAS, Samaná.-Pese a que cuenta con una población de alrededor de 30 mil habitantes (dominicanos y extranjeros) y de una inversión en infraestructura turística por más de 3 mil millones de dólares,  el hospital público de aquí no tiene una ambulancia en buen estado y ni  el Cuerpo de Bomberos un camión para desempeñar sus respectivas funciones de trasladar pacientes y apagar fuegos.

Playa de Las Terrenas. Archivo.

Tampoco esta población cuenta con una oficina de Migración, aunque el flujo de haitianos y extranjeros con el tiempo se ha incrementado de una manera constante.

Lo peor de la situación es que las autoridades de este municipio, empezando por el alcalde José Martínez Emetereo, conocen de esta necesidad, pero se hacen  de la ¨vista gorda¨ y no realizan las gestiones pertinentes  para corregir la problemática.

Para trasladar en ambulancia a  un paciente a Santo Domingo hay que pagar unos 18 mil pesos a un centro privado de salud de esta población, aseguran algunos comunicadores locales y personalidades consultadas al respecto.

El hospital público Pablo A. Paulino recibe una subvención de alrededor de 225 mil pesos mensuales, pero con el descuento solo disponen de 135 a 140 mil pesos, por lo que no puede adquirir una ambulancia que se hace necesario, porque con la que cuenta está inservible.

Pero, peor es la situación del  Cuerpo de Bomberos de esta localidad,  que desde el 2003 tiene una pírrica asignación de 9 mil pesos, mientras que a sus miembros el Ayuntamiento les adeuda unos cuatro meses de salario.

Recuerda la población que hace dos meses el club de playa Balcones del Atlántico, estando a punto de ser inaugurado, se incendió totalmente, por los residentes trataron de apagar el fuego lanzándole agua del mar, porque no había camiones de bomberos que contribuyeran a sofocar el siniestro.

Además de esa problemática, la comunidad de Las Terrenas ha visto mermar la visita de turistas extranjeros debido a la falta de inversión del cabildo en obras de desarrollo.

Esto ocurre, pese a que la ley 170-07 establece que es responsabilidad de los ayuntamientos promover y desarrollar el turismo en sus respectivas jurisdicciones.

La mayoría de las calles está en mal estado, también las carreteras y los caminos que comunican con los proyectos turísticos, según explican directivos de la Asociación de Hoteles y Restaurantes y la Fundación Mahatma Gandhi, de Las Terrenas, Samaná.

La administración municipal no ha invertido en proyectos importantes que contribuyan a desarrollar el turismo, pero tampoco ha explicado en qué ha invertido los cuantiosos recursos que recibe el síndico José Martínez Emetereo.


Inclusive, constantemente instituciones y personalidades  de este municipio han denunciado presuntos actos de corrupción, la Cámara de Cuentas se hace del ¨oido sordo¨.

Una parte importante de turistas extranjeros han decidido abandonar esta zona y otros no venir, debido al cúmulo de problemas que afectan a este importante polo turístico y que las autoridades, principalmente las municipales, muestran dejadez para corregir la situación.

Actualmente, la economía de Las Terrenas, Samaná, está sustentada en el turismo interno, o sea en los visitantes de  Santo Domingo y  de otros pueblos de República Dominicana.

Sin embargo, la comunidad no pierde la esperanza y  espera que las autoridades municipales, principalmente, invierta en obras importantes contribuyan a  impulsar el desarrollo turístico de esta zona para bienestar de sus habitantes.

No hay comentarios

Deja un comentario...