Compartir
El ministro de Trabajo, licenciado Francisco Domínguez Brito. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

La ventana de oportunidad o el bono demográfico aparece cuando disminuye la proporción entre población en edad de trabajar respecto de la población que no está en edad de trabajar, lo que los expertos llaman la razón de dependencia por edad.

SANTO DOMINGO.- El ministro de Trabajo, licenciado Francisco Domínguez Brito informó que, basados en resultados del estudio “El desarrollo y la próxima generación”, realizado por el Banco Mundial en el año 2007, se reconoce que una sociedad que cuenta con un segmento poblacional joven numeroso posee, una gran potencialidad para desarrollarse.

El ministro de Trabajo, licenciado Francisco Domínguez Brito.

El funcionario explicó que existen datos y valoraciones reflejados en ese y otros estudios, que el país debe tomar en cuenta, de cara a la estabilidad de las próximas generaciones.

“Los pueblos pasan por una etapa en que sus mujeres tienen una prole extensa. Los datos sobre el número de hijos e hijas que una mujer habría tenido en su vida reproductiva, se denomina Tasa Global de Fecundidad”, explicó.

Reveló que para el quinquenio del 2010 al 2015, la tasa de fecundidad  es de 2.48, y se estima que la misma  continuará reduciéndose en los años por venir.

“Nuestra ventana de oportunidad se inicia en el año 2010 y se cerrará aproximadamente el 2048, según la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) en su informe “Panorama Social de América Latina” del año 2008, lo que deja claramente evidenciado que  es en ese período, donde gozaremos como nación de nuestro bono demográfico”, informó Domínguez Brito.

El descenso de las tasas de fecundidad permitirá que nuestros jóvenes ya convertidos en adultos tengan menos hijos a su cargo. Esto servirá para impulsar el crecimiento, al elevar la proporción de la población que trabaja y aumentar el ahorro de los hogares.

Definió como una “ley de la naturaleza” el que la generación adulta del presente, que es la que toma las decisiones en torno al cuándo, cómo, para qué producir, distribuir y consumir, prepare las condiciones para que las venideras, puedan tener una vida plena y en un nivel cualitativamente superior.

“Tenemos que aprovechar esta oportunidad antes de que el envejecimiento de la población cierre la ventana demográfica ya que una verdadera oportunidad  crecimiento económico robusto. El país ha aprobado su Estrategia Nacional de Desarrollo felizmente  en el justo momento en que se inician las ventajas del bono demográfico”, manifestó.

El Ministro de Trabajo definió la Estrategia Nacional de Desarrollo, como un marco de excepcional riqueza a la que “como sociedad debemos apegarnos, considerando que su implementación debe realizarse en un ambiente de diálogo y de compromiso para cuando cierre dicha “ventana de oportunidad” en el 2048, la República Dominicana haya sido capaz de sacar el mayor beneficio de la misma.

No hay comentarios