Compartir

Todos los pueblos árabes y musulmanes deben apoyar a los palestinos en su “santa intifada” contra Israel, afirmó un portavoz oficial del movimiento Hamás a RT. La resistencia debe durar, según el político, hasta que la decisión de Washington de reconocer a Jerusalén como capital israelí sea “abandonada”.

“El movimiento Hamás ha pedido al pueblo palestino que enfrente la ocupación israelí y adopte la bendecida opción de la intifada contra la decisión estadounidense sobre Jerusalén”, señaló Abdullatif Al Qanoua en una entrevista concedida a RT, tras lo cual agregó que el movimiento ahora pide una “intifada creciente en Cisjordania, la Jerusalén ocupada y la Franja de Gaza”.

La lucha deberá continuar hasta que se revierta la decisión de Estados Unidos sobre Jerusalén, enfatizó Al Qanoua. “Sin lugar a dudas, el presidente estadounidense Trump no conocía las consecuencias de su odiosa y racista decisión“, indicó el portavoz, y agregó que la lucha debe continuar hasta que se revierta esa medida.

“Intentos fallidos”

En declaraciones a RT, el dirigente de Hamás también denunció los informes de redadas exitosas de Israel contra integrantes de su organización en Cisjordania. “Los atentados israelíes y la campaña de arresto de los líderes y miembros de Hamás son intentos fallidos que buscan romper la determinación del pueblo palestino y evitar que continúe la santa intifada”, aseveró Al Qanoua.

Previamente, medios israelíes informaron que el Ejército de ese país había llevado a cabo redadas en Cisjordania durante la noche del martes y procedido a arrestar a docenas de palestinos por presunta participación en actividades terroristas y violentos disturbios. Entre los detenidos estaba Sheikh Hassan Yousef, un líder de Hamás en Cisjordania y miembro fundador de la agrupación.

“Puertas del infierno”

Tras el anuncio de la Casa Blanca la semana pasada, Hamás declaró el comienzo “una intifada hasta la liberación de Jerusalén y de toda Palestina”. El grupo armado, que controla la Franja de Gaza, advirtió que la decisión de Trump “abre las puertas del infierno a los intereses estadounidenses en la región”.

Las naciones de la Liga Árabe rechazaron la decisión de EE.UU., que “equivale a la legalización” de la ocupación israelí de Palestina, declararon. Por su parte, la Organización de Cooperación Islámica calificó este miércoles la controvertida medida como “un ataque” contra los derechos del pueblo palestino y reconoció formalmente a Jerusalén Este como la capital de Palestina.

Fuente de noticia

No hay comentarios