Compartir
A los periodistas no se les permitió entrar ni siquiera a los baños de la Gobernación, porque estaban cerrados. Foto de archivo

Redacción/Caribbean Digital

Por la descortesía de la gobernadora Aura Toribio, los comunicadores tuvieron que ir a comer “fiao” a un comedor de un barrio de la ciudad.

SANTIAGO, RD.– Aura Toribio, la flamante representante del Poder Ejecutivo y,  a quien proponen como candidata a la Alcaldía local, dejó plantado a un nutrido grupo de periodistas que había sido invitado a celebrar su día en el Palacio de la Gobernación Provincial.

A los periodistas no se les permitió entrar ni siquiera a los baños de la Gobernación, porque estaban cerrados.
A los periodistas no se les permitió entrar ni siquiera a los baños de la Gobernación, porque estaban cerrados.

La funcionaria no se apareció ni en su sombra a la Gobernación,  pero lo peor del caso es que ni siquiera envió a ninguno de sus súbditos a recibir a los comunicadores, los cuales después de una hora de espera tuvieron que ir a almorzar “fiao” a un comedor en la avenida 27 de febrero, próximo a Hoya del Caimito.

La iniciativa de ir al comedor El Gusto Familiar fue del secretario general del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Juan Carlos Bisonó que, avergonzado por la situación, invitó a sus colegas a celebrar su día en otro lugar.

“Es una situación incomoda y realmente es un afrenta a los periodistas en su, ya que ha sido una tradición de los anteriores gobernadores y ese desplante es lastimoso en la celebración de nuestro día. No se concibe la idea de que no se realice la actividad”, dijo Bisonó.

La Secretaria General del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa en esta ciudad, Francis López, también condenó el desaire contra la clase periodística santiaguera.

De su lado, el veterano periodista Arcadio Vargas dijo que en su vida nunca había sentido tanto agravio como hoy, con el plantón dado por la gobernadora Aura Toribio.

Trascendió que la representante del Poder Ejecutivo decidió cancelar la actividad supuestamente por el fallecimiento de un pariente en Dajabón, de donde es oriunda. Pero cometió el grave error de no informarlo previamente.