Un duro rival para Crawford…

Domingo Hernández

Probablemente por primera vez en su exitosa carrera el pùgil norteamericano Terrence Crawford tendrá mañana un rival altamente calificado.

Invicto en 37 salidas en el plano rentado, con 28 nocauts y la conquista de tres campeonatos mundiales en pesos diferentes (ligero, welter junior y welter), Crawford tiene todas las condiciones para ser considerado el mejor boxeador libra por libra del momento, en términos de cualidades.

Sin embargo, el hecho de no haber enfrentado a rivales de real valìa, le ha impedido el que se le reconozca como tal, distinción que hoy ostenta el mexicano Saùl –Canelo-Alvarez.

Este sábado, cuando enfrente a su compatriota Shawn Porter, un dos veces excampeòn mundial de los welters -147 libras-, será cuando comience a transitar el camino con miras a que se le reconozca como el rey libra por libra, en caso de que logre salir airoso.

La pelea será en el Mandalay Bay, de Las Vegas, Nevada, y en ella Crawford expondrà la diadema welter, versión Organizaciòn Mundial de Boxeo –OMB-, de la cual ha hecho ya varias  defensas.

Iniciò su trayectoria como profesional en el 2008 –ya es todo un veterano de 34 años-, ocasión en que noqueò a Brian Cunmings. Sus andanzas como campeón del mundo se produjeron a raíz de su triunfo ante el británico Ricky Burns, a quien venció por decisión en 12 asaltos el 1 de marzo del 2014 en Inglaterra, para conquistar su primer trono, el de los ligeros -135 libras- de la OMB.

Màs tarde, noqueò al boricua Thomas Dulorme para consagrarse monarca en los welters junior -140 libras-, faja reconocida también por la OMB.El 9 de junio del 2018 se impuso por la vìa rápida al australiano Jeff Horn para proclamarse campeón welter, su tercer campeonato.

En todas las divisiones en las que ha reinado ha realizado defensas exitosas y desde hace mucho tiempo figura en el ranking de los mejores libra por libra.

No obstante, el no haber tenido peleas ante rivales de gran relieve, le ha impedido ser considerado el mejor.

Es cierto que ha enfrentado a púgiles de cierto relieve, tales como los  ingleses Kell Brook y Amir Khan, además del cubano Yuriorky Gamboa, pero lo ha hecho cuando ya èstos han ido en descenso.

Frente a Porter, por lo menos en el papel, se prevé que tendrá de frente a un adversario exigente, de calidad probada y todavía en su plenitud.

De hecho Porter, quien posee palmarès de 31-3-1, con 17 triunfos por la vìa de la anestesia, ha enfrentado a mejores boxeadores que el propio Crawford. No obstante, no ha podido pasar las grandes pruebas.

Nunca ha sido noqueado y sus únicos tres reveses, se han producido por puntos ante notables púgiles del casillero de los welters como:Kell Brook, quien le propinò su primer revés, Keiht Thurman, y Errol Spencer Jr, todos excampeones del mundo.

En cambio venció al actual monarca welter de la Asociaciòn Mundial de Boxeo –AMB-, en condición de súper campeón, el cubano Yordenis Ugàs, a Danny Garcìa, al haitiano Andre Berto y al estadounidense Adrian Broner, todos exsoberanos mundiales.

Ello indica que Porter tiene un historial de respeto y habrà de representar una dura prueba para Crawford, quien desde hace tiempo buscaba una pelea grande sin haber tenido éxito al respecto.

Serà ahora cuando Crawford deberá comenzar a demostrar sus verdaderos alcances como boxeador de èlite ante un rival que se prevé habrà de exigirle el máximo de sus facultades y ante el cual sale favorito, en razón de su mejor boxeo, velocidad y potencia.

Porter, de su lado, tendrá que buscar la victoria apoyado en su fogosidad, agresividad, determinación y persistencia.Empero, dudamos que con estas virtudes pueda contrarrestar a un Crawford que estarà ante la pelea de su vida y buscarà dar lo mejor de si, en aras de ganar el crédito que hasta ahora se le ha negado.Crawford debe ganar.PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: A propósito de Porter, es oportuno decir que la segunda vez que èste ganó el trono universal de los welter, ocurrió el 8 de septiembre del 2018 cuando venció por decisiòn a Danny Garcìa. En aquella oportunidad logró la corona del Consejo Mundial de Boxeo –OMB-. ¡Suena la campana! ¡Climmp!

 

Deja un comentario...