Rusia acusa a Ucrania de rol «clave» en protestas antisraelíes en un aeropuerto

Caribbean Digital

AGENCIA AFP.-  Rusia acusó el lunes a Ucrania y a sus aliados de haber organizado los disturbios de la víspera en un aeropuerto de la república rusa de Daguestán, de mayoría musulmana, en la que manifestantes buscaban supuestamente a pasajeros israelíes.

Una muchedumbre invadió el domingo por la noche la pista y la terminal de un aeropuerto de la capital Majachkalá, en medio de las tensiones provocadas en el mundo por los mortíferos bombardeos israelíes contra la Franja de Gaza en represalias al sangriento ataque de Hamás en el sur de Israel el 7 de octubre.

«Los sucesos de anoche en Majachkalá fueron instigados también a través de las redes sociales, entre otros desde Ucrania, por agentes de los servicios especiales occidentales», declaró Putin.

Los ucranianos, «bajo la dirección de sus jefes occidentales, tratan de provocar pogromos en Rusia», acusó.

El dirigente apuntó entre otros al papel de Estados Unidos, rival de Rusia y apoyo incondicional de Kiev, en el conflicto que se desencadenó tras la ofensiva de Moscú en Ucrania en febrero de 2022.

«Sin éxitos en el campo de batalla, [Estados Unidos] desea dividirnos, en lo que concierne a Rusia, desde el interior, para debilitarnos y sembrar la confusión», fustigó en la televisión rusa.

«PROVOCACIÓN»
El portavoz del consejo de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, reaccionó a las acusaciones y calificó las declaraciones de «clásica retórica rusa».

«Cuando ocurre algo malo en su país, acusan a alguien más», fustigó. «Occidente no tiene nada que ver en eso», insistió.

El portavoz del departamento de Estado estadounidense, Matthew Miller, dijo por otro lado que consideraba «absurdas» las acusaciones de Moscú hacia Kiev.

Unas horas antes, la portavoz del Ministerio ruso de Relaciones Exteriores, María Zajárova, había afirmado que los enfrentamientos en el aeródromo habían sido «el resultado de una provocación planificada y dirigida desde el exterior», en la que Kiev había desempeñado un papel «clave y directo».

Rusia lanzó una ofensiva en Ucrania en febrero de 2022. El portavoz de la diplomacia ucraniana, Oleg Nikolenko, rechazó las acusaciones y denunció un «intento de achacar la responsabilidad» a su país.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, de confesión judía, consideró la víspera que los incidentes ilustraban la presencia de una «cultura rusa de odio contra las otras naciones».

BÚSQUEDA DE PASAJEROS
Videos difundidos en las redes sociales y los medios de comunicación rusos mostraron a un grupo de personas controlando los vehículos que salían del lugar, derribando puertas en el terminal y rodeando un avión en la pista.

Uno de los manifestantes sostenía un cartel que rezaba «los asesinos de niños no tienen lugar en Daguestán», según uno de los videos.

La página web Flightradar indicó que un vuelo de la compañía Red Wings procedente de Tel Aviv aterrizó en Majachkalá a las 19H00 horas (16H00 GMT).

Según el medio independiente ruso Sota, se trataba de un vuelo en tránsito que debía despegar de nuevo hacia Moscú dos horas más tarde.

El lunes, un gran dispositivo de seguridad rodeaba el aeropuerto, y empleados empezaron a reparar las barreras dañadas, según un periodista de la AFP.

El aeropuerto sufrió «daños importantes», explicó su director general, pero pudo reabrir por la tarde el lunes, según la agencia de aviación rusa.

La policía detuvo a 60 personas y más de 150 «participantes activos en los disturbios» fueron identificados, indicó un comunicado del ministerio ruso del Interior. Nueve policías resultaron heridos, de los cuales dos fueron hospitalizados, agregó.

«TRAIDORES» DESDE UCRANIA
Serguéi Mélikov, el presidente de Daguestán, una república del Cáucaso ruso, afirmó el lunes por la mañana que los disturbios habían sido organizados desde territorio ucraniano, en pleno conflicto armado entre Kiev y Moscú.

«Los iniciadores de esta acción son evidentemente nuestros enemigos, los que la organizaron desde territorio ucraniano», declaró Mélikov a la prensa, citado por la agencia Ria-Novosti.

Mélikov acusó en particular a un canal de Telegram crítico con las autoridades locales, «Utro Daguestán», dirigido por «traidores» desde Ucrania.

Ese canal, seguido por unas 60.000 personas, difundió un llamado a concentrarse en el aeropuerto de Majachkalá el domingo por la noche, para impedir la llegada de pasajeros «indeseables» en el vuelo de Red Wings procedente de Tel Aviv.

Durante los incidentes, Israel llamó a Rusia a proteger a «todos los ciudadanos israelíes y a todos los judíos». Estados Unidos condenó por su parte las «manifestaciones antisemitas».