Por todo lo alto…

Domingo Hernández

Por todo lo alto se prevé que terminará la Serie del Caribe “Miami” 2024.

Hoy está previsto llegar a su fin la edición 66 del Clásico Caribeño y por lo visto ha sido un éxito en todos los aspectos,incluidos lo competitivo y lo económico.

En este último renglón, hay que señalar la gran acogida que ha dado el público a cada  uno de los partidos que se celebran en el LoanDepot Park de Miami.

Se calcula que, sin los partidos de ayer que correspondían a la ronda semifinal, esto se escribe antes de su unicio, unos 300 mil aficionados se habían dado cita al escenario citado, el cual en gran parte de las ocasiones se ha visto repleto.

Los equipos de mayor atractivo han sido los de:República Dominicana-Tigres del Licey-, Venezuela-Tiburones de la Guaira- y Puerto Rico-Criollos de Caguas-.

En principio se calculó, datos extraoficiales,  que en los partidos que se celebraban  a  primera hora -11:30 de la mañana- asistían promedio de 37 mil fanáticos, en los de segunda -4:30 de la tarde- unos 55 mil y en los últimos, los de cierre-9:30 de la noche- por encima de los 70 mil.

Sean o no sean esas cifras exactas, lo cierto es que el apoyo que ha recibido esta serie por parte de los fanáticos ha sido impresionante.

Todo esto indica que la Serie del Caribe se ha revitalizado, se ha fortalecido de manera extraordinaria, lo que representa que su futuro luce  bastante promisorio.

De hecho ya se habla de que a otros equipos de Grandes Ligas les interesa montarla y que otras ciudades de los Estados Unidos también están interesadas en presentarla.

La venidero edición irá a Mexicali, de acuerdo al presidente de  la Confederación de Béisbol del Caribe,  licenciado Juan Francisco Puello Herrera.

No obstante, Puello Herrera, en entrevista reciente, dejó abierta la posibilidad de que para el 2028, la Serie regrese a Miami.

Así las cosas, resulta obvio que la Serie del Caribe probablemente atraviesa por su mejor momento.

Y pensar que hace unos años este Clásico Caribeño estuvo a punto de desaparecer, tras pasar por un período de debilitamiento, en el que se pensó que su formato estaba “gastado”-antes de concluir ya se sabía quien era el campéon- y que ya no representaba ningún tipo de atractivo para el fanático.

Sin embargo, se determinó cambiar el formato tradicional por el actual, además de  ampliar la participación de otros países en calidad de invitados, entre los que estuvo en esta segunda etapa:Cuba, Colombia, Panamá y más recientemente Curazao y Nicaragua, y las medidas, por lo visto, han dado resultado.

¿Ven que los cambios valieron la pena…? Ahora todo hace indicar de que habrá Serie del Caribe para rato. ¡Qué bien! Porque ello de algún modo u otro también favorece e incrementa el prestigio del béisbol de República Dominicana.

Esto así, porque al margen de que cada año se exhibe la calidad de los equipos que nos representan,los cuales, por no decir siempre, generalmente lo hacen con mucha dignidad, la persona que  está al frente de la Confederación de Béisbol del Caribe, es un dominicano-Puello Herrera-, quien es justo reconocer, por largo tiempo se ha esmerado  y  batallado para llevar al máximo nivel esta tradicional justa, objetivo éste que se ha logrado en las últimas ediciones, si se parte de los buenos resultados obtenidos. ¿Qué opina usted…?PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Y para seguir con la Serie del Caribe, es oportuno decir que varios dominicanos fueron líderes de pitcheo en los primeros años de la segunda etapa de la también llamada “Serie Mundial del Caribe”. En ese sentido, hay que citar los nombres de:Pedro Borbón, en 1973 –edición número XVI-, Ramón –Pintacora-De los Santos, 1988, versión XXX,   Milquíades Rojas, 1990, Serie XXXII y Mélido Pérez, en 1991, Serie XXXIII. Todos terminaron con récords de 2-0, excepto Pintacora de los Santos quien concluyó con un juego salvado. ¡Suena la campana!!Climmp!

 

Deja un comentario...