Mala costumbre, pero nadie actúa

José Alfredo Espinal

[email protected]

Santiago, República Dominicana.- Ha sido una práctica de mal gusto que se ha hecho una costumbre que particulares asuman el derecho de ocupar los estacionamientos públicos como si fuesen de su propiedad.

Colocan en los parqueos publicos que deben ser para todos los ciudadanos, conos, sillas, blocks y cualquier otra cosa para impedir que se pueda utilizar ese espacio.

Los más frecuentes son los taxistas y dueños de establecimientos comerciales. Estos no solo impiden que se ocupe el espacio que le pertenece a todos, sino que han hecho de los parqueos terrenos de su propiedad, en franca violación a las leyes municipales.

Pero además de la práctica indeseable, estos personajes también irrespetan a todos aquellos que, con todo su derecho, intentan tomar uno de esos parqueos.

Lo peor del caso es que ninguna autoridad presta atención al atropello que se comete contra los ciudadanos que pagan sus impuestos para estacionar sus vehículos en las vías públicas. Es por eso que cada día más es necesario que sea instalado nuevamente el sistema de parquímetros y así se acabará el relajo.

Deja un comentario...