Compartir

Si bien faltan dos años para las elecciones presidenciales en Bolivia, la posibilidad de que el actual mandatario, Evo Morales, sea una vez más candidato, ha generado intenso debate en los últimos días.

El pasado lunes, un grupo de parlamentarios del Movimiento al Socialismo (MAS), partido de gobierno, junto con dos opositores, presentaron ante el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) una “acción abstracta de inconstitucionalidad” en contra de la Ley de Régimen Electoral y la Constitución Política del Estado (CPE), reseña el medio boliviano Página Siete.

Los asambleistas masistas alegan que cinco artículos de la Ley Electoral son “normas inconvencionales” e “inaplicables“, porque según su argumentación contradicen a otras leyes con el mismo peso constitucional y también tratados internaciones como la Convención Interamericana sobre los Derechos Humanos.

Ese último acuerdo, tambien llamado Pacto de San José, consagra en su artículo 23 que todos los ciudadanos deben gozar del derecho de “votar y ser elegidos“. Sin embargo, abogados opositores alegaron en marzo pasado una supuesta falta de congruencia legal en ese postulado, según Eju Tv.

Ahora, al consignar ante el TCP la opinión del oficialismo, el senador del MAS Milton Barón sostuvo que de no anularse los artículos que impiden la reelección continua, se aplicarían normas internacionales que están por encima de la Constitución boliviana, como lo dicta la propia Carta Magna en su artículo 226.

Se declara en ese apartado que los tratados e instrumentos internacionales que “declaren derechos más favorables a los contenidos en la Constitución, se aplicarán de manera preferente sobre ésta”.

La decisión de los magistrados

Los medios locales han informado que siete de los magistrados del TCP tienen la decisión, catalogada como ‘histórica’, en su manos, según El Día.

Este grupo de togados tiene menos de 90 días, a partir del primero de octubre, para dar a conocer su veredicto, pues el 3 de diciembre de este año se realizará la elección de nuevos jueves.

El magistrado Zenón Hugo Bacarreza, citado por El Día, informó que el proceso de revisión y fallo puede llevar unos 50 días.

Esta decisión podría afectar, además, al vicepresidente y a todos los cargos de elección popular.

Bolivia como Venezuela

La reacción de la oposición boliviana no se ha hecho esperar y las comparaciones con el gobierno venezolano han estado en boca de algunos adversarios de Morales, quien la semana pasada realizó una visita a Caracas para participar en un encuentro mundial de solidaridad con el país caribeño.

Una diputada del partido de derecha Unidad Democrática afirmó que las organizaciones de gobierno buscan “quedarse por la fuerza y a la mala, al estilo de Nicolás Maduro”, según La Patria en Línea.

La exmagistrada Silvia Salame consideró que no puede irse “contra la voluntad” expresada en el referendo del pasado 21 de febrero, en el que 51,31 % de los electores votaron en contra de modificar la Constitución para incluir la elección indefinida.

Al igual que su par venezolano, Morales ha sido acusado de “querer instaurar una dictadura”. Fue esa la opinión manifestada ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el expresidente derechista Jorge Tuto Quiroga, recoge El Día.

¿Qué dice Evo?

En medio de este debate nacional, el mandatario boliviano fue entrevistado por Telesur antes de su participación en la reciente Asamblea General de Naciones Unidas, en Nueva York, sobre la posible candidatura.

Morales expresó que la última palabra la tiene el pueblo boliviano.

A mí me dijeron que ya la vida de Evo no es de Evo, es del pueblo. Yo aprendí eso desde el sindicato, desde las federaciones, por tanto, lo que diga el pueblo”, afirmó.

Fuente de noticia

No hay comentarios