Las nuevas medidas migratorias de Biden no cumplen el Derecho Internacional para los refugiados, según ACNUR

Caribbean Digital

Madrid, España (Europa Press).- El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) ha señalado que las nuevas medidas fronterizas de Estados Unidos «no se ajustan a las normas del derecho de los refugiados», según ha comunicado el portavoz de la agencia, Boris Cheshirkov, este viernes en Ginebra.

Para la agencia de la ONU para los refugiados, las nuevas normas negarían a los migrantes la posibilidad de solicitar asilo en Estados Unidos si cruzan de México al territorio estadounidense sin permiso.

Por otra parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este jueves que gracias a las nuevas medidas, hasta 30.000 personas al mes procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela podrían entrar en el país de forma legal si cumplen una serie de requisitos, entre ellos, probar que pueden permitirse un billete de avión.

En este sentido, Cheshirkov ha afirmado que si bien desde ACNUR aplaudían la ampliación de las vías seguras de entrada a Estados Unidos para algunos países, estas nuevas normas «no deben impedir que las obligadas a huir ejerzan su derecho humano fundamental a buscar seguridad».

Según han comunicado desde la agencia, ACNUR se encuentra en este momento analizando las nuevas medidas anunciadas y evaluando las consecuencias de su aplicación, las cuales permitirán la entrada de «un número sin precedentes de personas» de las cuatro naciones mencionadas.

Además, ACNUR ha recalcado su preocupación por la continuidad de la polémica norma sanitaria, conocida como Título 42, que permite la expulsión inmediata de los migrantes, pues el Tribunal Supremo de Estados Unidos anunció a finales de diciembre que por motivos sanitarios dicha norma seguirá vigente.

«Lo que estamos reiterando es que esto no está en consonancia con las normas de derecho de los refugiados, ni para establecer un vínculo entre las vías seguras y legales que se han anunciado y, por supuesto, acogemos con satisfacción la ampliación de las normas que, por un lado, son accesibles para algunas personas, con la restricción del derecho a solicitar asilo para muchas más que no son elegibles para estas vías», ha finalizado Cheshirkov.