Compartir
Domingo Ureña. Archivo

JOSÉ ALFREDO ESPINAL

joseespinal.hoy@gmail.com 

SANTIAGO.-  El presidente del Partido de Acción Liberal (PAL), en esta provincia, Domingo Ureña, mostró su preocupación ante el peligro de desnacionalización del país, lo que atribuyó a la avalancha de extranjeros sin la menor vocación para incorporarse como ciudadanos de esta nación.

“Tenemos sectores interesados en pretender diluir la identidad de la nación dominicana para convertirla en una fuerza de trabajo y un mercado totalmente a merced de la ley de la oferta y la demanda” por parte de entidades, empresas y organismos internacionales”, expresó.

Ureña dijo que los esfuerzo realizados por el gobierno central con la implementación de la política migratoria no ha dado resultado, tras señalar que cada día ve en las calles cantidades de extranjeros de diferentes nacionalidades, muchos de ellos insertados en el mercado laboral formal e informal, siendo su status de ilegalidad.

Sostuvo que esos extranjeros están aquí de paso con un permiso de entrada o una visa de paseo, por lo que entiende que se debe ser más estricto en la supervisión de expedir visas y permisos aquellos que quieran venir a disfrutar de este país.

El dirigente del PAL manifestó que la ley en cuanto a las oportunidades de trabajo deberá fortalecerse, a fin de que el empleo de trabajadores y técnicos extranjeros no superen el 20% del total en cada renglón significativo de la actividad económica, para cada centro de trabajo, incluyendo para las empresas con clasificaciones técnica que ya son muchas.

“En general, existe un consenso de que el factor determinante de la migración hacia nuestro país es la pobreza y los problemas sociales. Y damos como ejemplo a Venezuela y Haití, donde el volumen de la migración no solo se asocia con la distancia, sino con la cantidad de oportunidades y obstáculos en cada lugar”, señaló.

Domingo Ureña dijo que actualmente nuestro mayor problema de migración es con nuestros vecinos haitianos, por lo que urge implementar una política de participación y colaboración.

Manifestó que se debe establecer un mejor método de control más realista y humana frente al fenómeno haitiano, que no solo elimine definitivamente el tráfico de haitianos para el trabajo agrícola y la construcción sino que establezca límites claros verificables en el empleo de extranjeros.

No hay comentarios

Deja un comentario...