Compartir

LONDRES. El expresidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI) Brian Cookson negó este jueves haber estado “involucrado” durante su mandato en el positivo del ciclista británico Chris Froome, que se produjo el 7 de septiembre.

“Como presidente de la UCI no he estado involucrado en caso alguno de dopaje”, expresó Cookson en un comunicado.

El expresidente de la UCI, que ostentó el cargo desde 2013 hasta el pasado mes de septiembre, dijo que todos los asuntos relacionados con el dopaje los “controlaban” la Fundación Ciclista Anti-Dopaje (CADF por sus siglas en inglés) y el Servicio Legal Antidopaje, “supervisados” por un abogado externo a la organización que dirigía.

“Tuve entonces y tengo ahora toda la confianza en la integridad de todos los involucrados en esta situación y en que todos han seguido los procedimientos correctos y en que ningún ciclista ha sido tratado de forma diferente”, agregó.

La UCI confirmó este miércoles en un comunicado que Chris Froome dio positivo por Salbutamol, un broncodilatador, en la última edición de la Vuelta a España.

El británico se defendió de las acusaciones alegando que el asma que padece empeoró y siguió las indicaciones de su médico para aumentar la dosis del tratamiento.

Froome, de 32 años y cuatro veces ganador del Tour, se estrenó en el palmarés de la Vuelta, en la que había firmado tres segundos puestos. Le acompañaron en el podio el italiano Vincenzo Nibali (Bahrain) y el ruso Ilnur Zakarin (Katusha).

Source link

No hay comentarios