Contraste en las Mayores…

Domingo Hernández

Un elemento poco usual  se ha estado dando en el bèisbol de las Grandes Ligas en la presente temporada. Ocurre que buena parte de los equipos de mercados pequeños son los que han estado jugando mejor bèisbol que los de mercados grande, cuando se supone que deberìa ocurrir todo lo contrario.

En efecto, encabezados por los Rays de Tampa, una serie de equipos que poseen nòminas consideradas pequeñas son los que acumulan los mejores rècords, están mejor posicionados y todo hace indicar que van camino a sus respectivas clasificaciones.

En ese orden, además de los Rays, figuran: Los Diamondbacks de Arizona, y los Marlins de Miami, entre otros.

Los Rays, por ejemplo, que tradicionalmente ha sido un conjunto competitivo, han impresionado a propios y extraños con la temporada extraordinaria que desarrollan hasta ahora.

Cabe recordar en ese sentido, el inicio que tuvieron en el que se mantuvieron invictos en 13 partidos en las primeras dos semanas de competencia hasta que sucumbieron frente a los Azulejos de Toronto.

Para entonces lideraban las Grandes Ligas con 7,8 carreras anotadas por juego y con 2.23 de efectividad colectiva. Una verdadera hazaña que los colocò como el mejor equipo de las Mayores en ese momento.

Hoy dìa -sin el juego de anoche ante los Orioles-, dominan cómodamente la competitiva división Este de la Liga Americana con marca de 51-24 (el mejor rècord), a cinco juegos de su màs cercano perseguidor los también sorprendentes  Orioles de Baltimore quienes ocupan la segunda posición con 44-27.

En tanto, los Yankees, con una de las mayores nòminas de las Grandes Ligas(279.34 millones de dólares) de algún modo han decepcionado y se sitùan en el tercer puesto con 39-33, a 10.5 de la cima.

Arizona…

Los Diamondbacks, de su lado, también han jugado muy buen bèisbol y actualmente  encabezan el Oeste de la Nacional, 44-29, a tres juegos y medio de los Gigantes de San Francisco quienes están en segundo lugar, con 40-32.

Mientras, los Dodgers de Los Angeles, un equipo sòlido económicamente y de los de mercado grande, ocupan el tercer puesto en esta división con 39-33, a 4.5 del primero.

Algo parecido ocurre con los Padres de San Diego, quienes también han decepcionado en esta parte de la temporada, tras la contratación de grandes superestrellas, como Juan Soto,Xander Bogaerts, Manny Machado y Fernando Tatis Jr.

No obstante, en el terreno los resultados no han sido los esperados y los Padres se colocan hoy en el penùltimo lugar del Oeste, con 35-7.

Los Marlins

Los Merlins no se han quedado atrás e igualmente han tenido un muy buen desempeño en esta primera mitad. Se colocan en la segunda posición del Este del viejo circuito con 42-31, a cuatro y medio de los Bravos de Atlanta, quienes encabezan la división con 46-26.

No obstante, los Mets de Nueva York, de quienes se entendía estaban entre los favoritos para liderar este casillero, tras hacer grandes inversiones en jugadores caros (su nòmina es la mayor de todas, la cual asciende a 344.01 millones) se ubican en el cuarto puesto del Este, con 34-38, a 12 juegos de los punteros Bravos.

Asì las cosas, como se observa, una vez màs se pone en evidencia  que en bèisbol no siempre el dinero, una gran inversión, y la buena estructuración de un equipo, es garantía de éxito. Esta primera mitad, se constituye en el mejor ejemplo al respecto.Veremos, pues, què pasarà a partir del Juego de Estrellas. Estèn atentos.  PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES: Charles Radbourn logró 59 victorias en una sola temporada, pero lo conseguido por Cy Young a lo largo de su carrera supera cualquier hito imaginable en béisbol. Young alcanzó  511 triunfos en una carrera que se extendió durante 22 años, o lo que es lo mismo con un promedio superior a las 23 victorias por temporada.!Suena la campana! ¡Climmp!