Carlos Villagrán, el eterno «Quico» cumple 80 años… «¡Ya cállate, cállate, cállate que me desespeeeeras!»

Caribbean Digital

«¡Ya cállate, cállate, cállate que me desespeeeeras!», «¡No me simpatizas!» y «¡Chusma, chusma, pffff!» son solo algunas de las frases que de generación en generación se hicieron familiares en la voz de «Quico» (luego se cambió a «Kiko»), el personaje de la serie televisiva «El Chavo del Ocho» que le dio vida el actor Carlos Villagrán, que este viernes 12 de enero cumplió 80 años de edad.

«Este niño consentido, envidioso, que vivía en el departamento 14 y que tenía de amigos al Chavo y La Chilindrina en la Vecindad, fue todo un éxito», recordó este viernes el Instagram «LavecindaddeChespirito».

«Quico» participó en «El Chavo del 8» hasta el final de 1978 y salió para hacer su propio programa, pero tuvo diferencias con Chespirito por los derechos de personaje. Fue así que pasó de «Quico» a llamarse «Kiko».

Villagrán, quien nació el 12 de enero de 1944, desde muy niño aprendió a dominar su habilidad de inflar los cachetes naturalmente, ya que así imitaba a un tío suyo, relata el Instagram «LaVecindaddeChespirito».

También aprendió a hacer el sonido que luego sería el llanto de Quico.

En tramo de su vida se dedicó a la fotografía y hasta cubrió unos Juegos Olímpicos, pero poco a poco fue participando en pequeños papeles para televisión y además en teatro, se relata en el Instagram de Chespirito.

En 1970 empieza hacer apariciones en la cadena televisiva mexicana TIM. Anteriormente había participado con Rubén Aguirre en «El club de Shory».

En una fiesta Roberto Mario Gómez Bolaños (Chespirito) ve el acto de Rubén Aguirre haciendo con Carlos de ventrílocuo y quedó fascinado con él, indica el Instagram.

Ahí es donde hace papeles de extra en «Los supergenios de la mesa cuadrada», programa de Gómez Bolaños, quien lo llama para formar parte del elenco, en el cual haría diversos personajes.

En 1972 Chespirito le pide a Carlos que haga de un niño y fue cuando infló sus cachetes y eligió la ropa de marinero.

En ese momento nace el personaje con cachetes de marrana flaca más popular del mundo: Quico, el niño bobo que protagoniza torpezas que provocan risas en el televidente.

Listín Diario