Campaña discreta, pero efectiva…

Domingo Hernández

La estadía de Amet Rosario con los Mets de Nueva York no llenò las expectativas.

Podrìa decirse que su paso por el conjunto neoyorquino pasó relativamente sin pena ni gloria, pese a que era mucho lo que se esperaba de èl.

Que se recuerde, su mejor año con los metropolitanos lo fue el 2019, ocasión en que bateò para averaje de 287, con 177 imparables, 15 de ellos cuadrangulares, siete triples, 30 dobles, 75 carreras anotadas y 72 remolcadas, en 157 juegos y 616 turnos agotados.

Sin Embargo, a raíz de su  cambio a los entonces Indios de Cleveland, hoy Guardianes, cuando el boricua Francisco Lindor fue transferido a los Mets, el muchacho se transformò y relativamente se convirtió en otro jugador. A partir de ahí, en su nueva casa,  comenzó a exhibir destellos  del pelotero que todos esperaban, en razón del potencial que atesora.

En efecto, a su llegada a Cleveland, Rosario al parecer retomò esas virtudes que había exhibido en las ligas menores y a su llegada a los Mets y los resultados no se han hecho esperar.

La temporada pasada, en su primer año con Cleveland, Rosario bateò para un respetable 282 de promedio, con 155 hits, 11 jonrones, seis triples, 25 dobles, 77 anotadas y 57 impulsadas, en 141 partidos y 550 turnos.

Este año, Rosario ha dado muestra de que su actuación de la estación pasada no fue casualidad.

Aunque relativamente de manera discreta, pero efectiva, el nativo de Santo Domingo ha vuelto ha exhibir un eficiente bateo y su labor defensiva igualmente ha sido loable. De hecho se ha ganado la confianza del dirigente Terry Francona, quien, desde su llegada al equipo, lo ha estado alternando en los jardines y en el campo corto.

Rosario, sin el juego de anoche ante los Medias Blancas, bateaba para 283 de promedio, con 165 inatrapables, 11 cuadrangulares, 25 dobles, siete triples, 79 vueltas anotadas y 67 remolques, un OPS de .721, en 140 juegos y 583 turnos.

En los últimos siete días batea 14 hits, dos vuelacercas, un doble, cinco anotadas y 12 impulsadas, en 25 turnos agotados.

Su proyección apunta a que podrìa concluir con 182 hits, 12 jonrones, ocho triples, 28 dobles, 87 anotadas y 74 impulsadas, siempre que juegue 154 juegos y agote 642 turnos.

De ser asì, Amet Rosario, con apenas 26 años de edad, habrá consolidado su status con los Guardianes de Cleveland como un jugador de valìa para este equipo, al cual de una u otra manera ha hecho sus aportes en su  propósito  de alcanzar la postemporada.

Una opción para el Clàsico Mundial…

A propósito, ahora que Fernando Tatis Jr no podrá participar con el equipo dominicano que irà al Clàsico Mundial del próximo año, debido a la suspensión de 80 partidos que le fue impuesta por parte de Major League Baseball -MLB-, Amet Rosario, se presenta como una de las  opciones interesantes para poder desempeñarse en el campo corto del equipo.

El actual gerente general de la escuadra quisqueyana que asistirà a la justa,Nelson Cruz,  junto a su cuerpo técnico, deberìa evaluar esa posibilidad. Valdrìa la pena. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:Barry  Bonds, el bateador que màs jonrones ha conectado en Grandes Ligas (762), también posee los registros de ligas mayores de bases por bolas (2.558), la de transferencias intencionales de por vida (688) y en una temporada (120 en 2004).!Suena la campana! ¡Climmp!

 

Deja un comentario...