Acusan de un cuarto asesinato al principal sospechoso de los crímenes de Gilgo Beach

Caribbean Digital 

AGENCIA EFE.- El principal sospechoso de los asesinatos de Gilgo Beach, un famoso caso sin resolver vinculado a la aparición a lo largo de varios años de varios cadáveres en una zona de playa del estado de Nueva York, fue acusado este martes de matar a una cuarta mujer.

El nuevo cargo, anunciado en un juzgado de Long Island y recogido por la prensa estadounidense, se refiere a la muerte de Maureen Brainard-Barnes, de 25 años de edad, cuyo cuerpo se encontró en 2011 en los alrededores de Gilgo Beach.

El acusado, Rex Heuermann, fue arrestado en julio del año pasado en Manhattan y acusado de matar a tres mujeres, todas menores de 30 años, y que ejercían como trabajadoras sexuales en el momento de los hechos.

El suceso, que fue muy mediático en Estados Unidos, salió a la luz a raíz de la desaparición en mayo de 2010 de una mujer que trabajaba como prostituta en la región de Long Island.

En los meses siguientes, mientras se buscaban pistas sobre su paradero, la policía descubrió varios cadáveres en una remota zona costera cerca de donde había sido vista por última vez. Todos ellos resultaron ser de mujeres jóvenes que se prostituían.