Compartir
Zelaya a su arribo a Honduras.

Servicios/Caribbean Digital

El expresidente de Honduras, Manuel Zelaya  regresó a su país  tras casi dos años de residir en República Dominicana luego  del golpe de Estado que desembarazó en  la crisis política de 2009.

Zelaya a su arribo a Honduras.

El exmandatario fue acompañado de una gran comitiva internacional y de su familia.

Zelaya regresó al país luego de una negociación, presionada por el Gobierno de Venezuela.

Sus seguidores, muchos de los cuales se desmayaron debido a la insolación que les causó la espera, saludaron al mandatario durante el aterrizaje de la aeronave.

En un breve  discurso el exmandatario  arremetió contra Estados Unidos, señalando que  han dividido a Latinoamérica y tiene que hacer varias rectificaciones.

El mandatario manejó un vehículo blanco en la caravana que salió de la base aérea Hernán Acosta Mejía rumbo a una plaza ubicada en Toncontín, donde ofreció el discurso.

Con él viajó el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, su esposa Xiomara y su hija.

Zelaya luego visitará la Casa Presidencial junto a los diplomáticos que lo acompañan.

La llegada que se produjo bajo una llovizna y con casi dos horas de retraso, fue acompañada por el canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, y por el expresidente panameño Martín Torrijos, entre otras personalidades.

Maduro y Torrijos reconocieron, minutos antes de la salida de Managua, la importancia del regreso de Zelaya para que Honduras supere la crisis política que se vivió en 2009 y vuelva a ser reconocida por la comunidad internacional.

En la comitiva internacional que acompañó a Zelaya no estuvo presente el presidente de Nicaragua Daniel Ortega.

El expresidente Zelaya partió desde Managua, Nicaragua, hacia Tegucigalpa, Honduras donde fue recibido por sus simpatizantes en las inmediaciones del aeropuerto Toncontín, muchos de los cuales se desmayaron debido a la tardanza y al intenso calor.

Horas antes de partir de Managua, donde fue despedido con honores, Zelaya calificó su retorno a Honduras como una “victoria” para la democracia de América Latina.

Este regreso es “un esfuerzo de todos los países de Latinoamérica (..) es una victoria a los procesos institucionales y democráticos en América Latina”, expresó Zelaya antes de emprender el viaje a su país.

Zelaya llegó la noche del viernes a Nicaragua procedente de República Dominicana, desde donde regresará en breve a Tegucigalpa.

No hay comentarios