Compartir
La dominicana Yuderqui Contreras durante la competencia de 53 kilos del leventamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Londres el domingo 29 de julio de 2012. Foto AP/Hassan Ammar.
DIONISIO SOLDEVILA

LONDRES. AP. Con el corazón roto por el fracaso inesperado, la dominicana Yuderquis Contreras encontró pocas palabras para describir lo sucedido hoy domingo en el levantamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Londres.

La dominicana Yuderqui Contreras durante la competencia de 53 kilos del leventamiento de pesas de los Juegos Olímpicos de Londres el domingo 29 de julio de 2012. Foto AP/Hassan Ammar.

Contreras, actuando en la categoría de los 53 kilos, se veía nerviosa en la plataforma de la arena ExCel y falló en tres intentos consecutivos en el arranque con un peso de 94 kilos, muy por debajo de los 100 kilos que, según dijo, realizaba en sus entrenamientos rumbo a Londres.

“Ni yo misma sé explicar lo que pasó, estaba bien y lo que me más me duele es que los movimientos que estaba haciendo no me pesaban, pero no los aguantaba”, dijo Contreras a The Associated Press, con la cara cubierta de lágrimas al tiempo que desesperadamente se agarraba la cabeza con las dos manos.

El presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luis Mejía Oviedo, y el ministro de Deportes, Felipe Payano, trataron infructuosamente de consolar a su angustiada atleta en su momento de pena.

En el 2008, Contreras terminó quinta en los Juegos de Beijing. La dominicana se quejó de que fue sometida a una prueba de dopaje pocas horas antes de su presentación.

Sin embargo, tras su participación el Comité Olímpico Internacional anunció que era una de seis atletas que habían dado positivo a CERA, una versión avanzada de la droga EPO, que aumenta los glóbulos rojos en la sangre. Contreras y el Comité Olímpico Dominicano apelaron la decisión y la segunda prueba exoneró a la pesista dominicana.

Contreras ansiaba que Londres, donde llegó como una de las pocas esperanzas de podio de la República Dominicana, fuera la plataforma perfecta para borrar el pasado.

“Yo pensaba dejar en el pasado lo de Beijing, pero lo de ahora es peor que lo que me hicieron en Beijing”, dijo antes de romper en llanto. “Sé que el pueblo dominicano tenía sus esperanzas puestas en mí y yo los defraudé, no solo a ellos sino a (su entrenador) William (Ozuna) y a todos”.

Luego de salir campeona de los 53 kilos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez en 2010 y los Panamericanos de Guadalajara en 2011, Contreras llegó a Londres con la esperanza de seguir su racha de victorias. Ahora, el retiro parece cruzar su mente.

“Todavía no sé lo que vaya a hacer, si voy a seguir en el levantamiento de pesas o qué voy a hacer, no entiendo lo qué pasó”, dijo.

No hay comentarios

Deja un comentario...