Compartir
Oscar Pérez (Yandel)

Caribbean Digital

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-  “Nos engañó, nos dio mil y pico de pesos para los tres, donde había acordado RD$12 mil, él nos estaba dando mil 800, no lo cogimos porque quedamos en un acuerdo, de ahí cogimos el dinero de la cartera y nos íbamos a pie y él comenzó a vocear que nos iba a mandar a matar, que era una gente importante del medio”, dijo a los investigadores Oscar Pérez (Yandel o Yender) el principal implicado en la muerte del comunicador Claudio Nasco.

Oscar Pérez (Yandel)
Oscar Pérez (Yandel)

Según las declaraciones ofrecidas por imputado en los interrogatorios,  y que constan en el expediente del caso, fue por la internet que conoció al comunicador Claudio Ilian Nasco Cubas, de 37 años, en una página dedicada a pesonas homosexuales que buscan parejas.

Asimismo, sostuvo que fue Claudio Nasco quien le habría propuesto una cita íntima a cambio de dinero. En el interrogatorio, Yandel o Yender afirma que tuvo relaciones íntimas con Nasco en varias ocasiones, y se queja de que el comunicador siempre le pagaba menos de lo acordado, aunque para la última cita había prometido pagar todo lo que debía por los servicios sexuales.

El imputado afirmó que el pasado viernes, 13 de diciembre, habían acordado el pago de 12 mil pesos, de los cuáles sólo hizo efectivo mil 800 pesos, ahí empezó la discusión.

Asimismo, insistió que luego de tomar el dinero y las tarjetas de crédito se dispuso a marcharse junto a los otros doas imputados, Luis Manuel Estévez Ponciano y Joel Rafael Rodríguez, pero que Nasco supuestamente comenzó a vociferar que los iba a mandar a matar.

Según Yandel,  la discusión se inició por la falta de pago de los compromisos contraídos que en varias ocasiones no fueron cumplidos, y que a la fecha Nasco tenía una deuda de 25 mil pesos.

Oscar Pérez declaró que le bastó con subir una foto y  poner su número de teléfono en una página de internet, donde buscan pareja, para iniciar una “relación amistosa” con el comunicador que supuestamente duró nueve meses.

Pérez (Yandel),  y los otros dos implicados en el asesinato, Luis Manuel Estévez Ponciano y Joel Rafael Rodríguez, fueron localizados mediante tres órdenes de interceptación telefónica para las autoridades poder rastrear las llamadas a los teléfonos propiedad de Nasco.

También fueron rastreados los teléfonos que usaban los asesinos de Nasco.

La Fiscalía del Distrito Nacional informó que continuarán las investigaciones con relación al asesinato del periodista, ocurrido el pasado viernes en la habitación número 11 de la cabaña Chévere, ubicada en la autopista 30 de Mayo.

Estas declaraciones fueron tomadas del expediente que reposa en el Octavo  de Juzgado de la Instrucción en funciones de Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente, ubicado en la segunda planta del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

Confesión del imputado Oscar Pérez (a) Yender o Yandel:

“Yo lo conocí a él (Claudio Nasco) a través de una página de internet, en esa página uno entra, se pone de perfil en bóxer o en cuero, esa página es para gay, él (Claudio Nasco) fue quien me tiró que me quería ver, hablamos por teléfono, acordamos encontrarnos, salimos, acordamos en ese momento una cantidad de dinero, eran (RD$4,000.00) mil pesos de los cuales el solo me dio (RD$3,100.00).

“Teníamos tratándonos nueve (9) mese, salimos varias veces, él (Claudio Nasco) siempre me pasaba el dinero envuelto, cuando lo contaba era menos de la cantidad acordada.

“Él (Claudio Nasco) era quien traía los condones, compraba dos (2) cajas y su lubricante. En una ocasión me llamó y me dijo que quería hacer un dúo, yo busqué a un  pana mío, le dije que lo había conseguido pero que le salía en (RD$8,000.00) ocho mil pesos, él (Claudio Nasco) hizo lo mismo, me pasó a buscar, estuvimos juntos los dos y él me pasó otra vez el me dinero envuelto, en ese entonces me pasó (RD$1000) mil y pico, no la suma acordada.

“Al cabo de un mes él (Claudio Nasco) vuelve y me llama, y me dice que quería hacer un trío, yo le dije que debía pagar la cantidad acordada, me manda una foto con el dinero y me dice que sí, que lo va a dar.

“Nos pasa a buscar por la Plaza de la Bandera, fuimos al sitio, luego él nos deja y nos pasa una cantidad de dinero envuelta, otra vez cuando lo abrimos era menos de la cantidad acordada, nos dio (RD$3,200.00), y dijo que nos iba a dar luego la otra cantidad.

“El día del hecho nos pasa a buscar por el 12, esa vez habíamos acordado por Cuatro (RD$4,000.00) mil pesos para cada uno, serian (RD$12,000.00) mil pesos, también dijo que nos iba a pagar lo que nos debía, nos juntamos, fuimos a la Cabaña Chévere, yo le dije que debía pagarnos alante, él (Claudio Nasco) saca la cartera, me pasa (RD$2,100,00) pesos, cuando yo vi eso le reproché, porque cuando sacó la cartera vi que tenía más dinero.

“Entonces me dijo que un dinero que tenía no era de él, que tenía que dárselo a un mecánico y que le tenía que dar a su secretaria del canal 9.  Yo le dije que no, que si no me pagaba no íbamos a poder seguir.

“Yo nunca lo llamé a él, nos conocimos en una página de internet llamada tancuatro.com, siempre que uno entra a la página ve a la persona. El tipo (Claudio Nasco) se paraba en la farmacia, siempre llevaba lubricante y dos cajas de condones.

“Ese día se en cuera, se quita los pantaloncillos, nos soba a los dos, siempre nos daba el dinero envuelto, nosotros le cobrábamos antes de trabajar, ese día nos está sobando y sobando, se encojonó porque le cobramos adelante. Le dije que nos íbamos y él nos dijo que no, que luego nos daba el dinero.

“Entonces me dio el dinero, y yo, como no estaba completo, se lo pasa de nuevo, le dije: olvídate de lo que me debes viejo antes, pero págame el dinero de ahora, nos dijo que él era una persona del medio, que trabajaba con una persona fuerte y que nos iba a matar. Es verdad los amaramos, yo tenía el puñal, era mío.

“Yo acordé un pago por teléfono, siempre nos decía que nos iba a pagar completo, nosotros le amarramos las manos para que nos dejara salir pero él empezó a vocear cuando salíamos, nos dijo que tenía más dinero, yo le dije que me iba, él (Claudio Nasco) me haló y se me cayó el puñal, yo lo puyé, el me brincó arriba, por eso pasó todo lo que pasó”.

Acento.com.do

No hay comentarios

Deja un comentario...