Compartir
Un genio. Foto ilustrada de Google.

José Alfredo Espinal

Editor/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- Hay “genios” que solo son buenos contando sus propias historias. Suelen aplaudir sus súbditos, pero rehúyen con frecuencia cuando se trata de reconocer el talento de los otros.

Un genio. Foto ilustrada de Google.

Un genio. Foto ilustrada de Google.

 

Pero son esos los talentosos los primeros en enviar flores, expresar sus condolencias a las familias y emitir opiniones de bondad, cuando ya la persona a quien injuriaba ha dejado de existir en el mundo terrenal.

Decir estas cosas sin citar a esos “genios” parecería como un comentario vacío, sin fundamentos, pero revelar los nombres podría mal interpretarse como una manera de hacer daño a alguien de manera particular.

Sin embargo, el objetivo es otro. Se trata de reflexionar, de ayudar y ser menos genios y más colaboradores. No se trata solamente del bla, bla, bla, sino de socializar temas fundamentales que ayuden a los demás a dar lo mejor de sí.

Pero los “genios”  no entienden eso. Son los sabelotodo de este espacio físico donde todos se conocen entre sí.

Aunque públicamente no se divulgue, es un secreto a voces la manifestación de otros acerca de nuestros hechos.

 Genios…y para qué?. Para esconderse en su intriga, florecer su ego y sus bienes a través de la mentira camuflando la verdad. Por favor-,  no salga de esa lámpara, lo de genio, ya pasó.

No hay comentarios

Deja un comentario...