Una joven rusa decidió practicar el ‘tubing’ de una forma bastante inusual. Tras atar su tubo a un coche, el conductor aceleró y la joven acabó chocando contra otro automóvil que estaba aparcado cerca de ella. El suceso tuvo lugar en la ciudad rusa de Dudinka, en la región de Krasnoyarsk. Según medios locales, la mujer presenta heridas graves.

Fuente de noticia