Compartir

Las Fuerzas de Misiles Estratégicos de Rusia han puesto a prueba sus más recientes lanzaderas de misiles balísticos intercontinentales Yars, informa la cadena televisiva Zvezda.

Durante unas maniobras a gran escala llevadas a cabo este miércoles en un área boscosa de la región de Sverdlovsk, situada en los Urales, se pudo ver cómo las lanzaderas atravesaban un terreno con contaminación radiactiva escoltadas por unidades de apoyo.

En los entrenamientos también se efectuaron ejercicios en los cuales los soldados repelieron un ataque simulado de formaciones subversivas de fuerzas enemigas. 

Más de un centenar de piezas de equipo militar fueron posteriormente sometidos a un estricto proceso de higienización, en unos ensayos en los que participaron más de 3.000 soldados. Durante las maniobras, se probaron alrededor de diez muestras de equipos militares avanzados.

Los temibles Yars

Los misiles Yars, con un alcance de 11.000 km, están dotados de ojivas de reentrada múltiple y sistemas avanzados de guiado. Los Yars están destinados a reemplazar por completo a todos los sistemas Topol y Topol-M antes del año 2021.

Estos proyectiles fueron diseñados en respuesta al escudo antimisiles que pretende desplegar Estados Unidos en Europa. Su ojiva dispone de 4 municiones nucleares de guiado individual de 150-300 kilotones de potencia cada una.

Fuente de noticia

No hay comentarios