Compartir

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha vuelto a arremeter contra el exmandatario estadounidense Barack Obama y su Administración. Durante una reciente visita a Birmania, el político ha criticado las políticas de EE.UU. respecto a su país.

“La Administración anterior, siempre que hacía un informe o algún foro que hablaba de violación de derechos humanos, nos amenazaba con que íbamos a perder la ayuda que recibimos cada año”, afirmó Duterte.

El líder filipino tachó a Obama y su equipo de “idiotas” por lanzar acusaciones en vez de entablar un diálogo constructivo: “Llegó a un punto en el que Obama lo decía repetidamente, al igual que el Departamento de Estado; todos ellos eran unos idiotas”.

Duterte prometió que en el futuro va a “adoptar una política exterior independiente y a tratar con cualquier país que quiera”.

En su intervención, el mandatario simuló una llamada telefónica a Donald Trump, imaginando su posible postura con respecto a la guerra contra las drogas en Filipinas: “Sabe, lo está haciendo bien”, dijo Duterte emulando la voz de Trump. “Estos hijos de … están destruyendo mi país con drogas. Lo está haciendo bien, siga así”, prosiguió su imitación entre las risas del público.

En su intervención, el mandatario simuló una llamada telefónica a Donald Trump, imaginando su posible postura con respecto a la guerra contra las drogas en Filipinas: “Sabe, lo está haciendo bien”, dijo Duterte emulando la voz de Trump. “Estos hijos de … están destruyendo mi país con drogas. Lo está haciendo bien, siga así”, prosiguió su imitación entre las risas del público.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...