Compartir
El vicecanciller de la Arzobispado de Santiago, monseñor Carlos Santana Reyes. Foto de archivo

Caribbean Digital

SANTIAGO.-El vicecanciller de la Arzobispado de Santiago, monseñor Carlos Santana Reyes, defendió el derecho que tiene la República Dominicana de aplicar regulaciones migratorias, aunque las comunidades están llenas de ilegales haitianos, asiáticos u otras nacionales, a diferencia de muchas naciones, especialmente las grandes potencias, las cuales persiguen, apresaron, encarcelan y deportan a los que están en sus territorios de manera irregular, como es el caso de muchos dominicanos que sufren esa consecuencia.

El vicecanciller de la Arzobispado de Santiago, monseñor Carlos Santana Reyes. Foto de archivo
El vicecanciller de la Arzobispado de Santiago, monseñor Carlos Santana Reyes. Foto de archivo

Dijo que mientras en esas naciones permanentemente se persigue a los ilegales, “en la República Dominicana convivimos con ellos, conscientes de que son víctimas de las injustas sociales de los más poderosos”. Precisó que en el país no se anda buscando a los ilegales a puntas de fusiles, como ocurre en las grandes potencias.

“Nos gustaría que las grandes potencias carguen con todos los ilegales que tenemos en República Dominicana, pero no lo hacen, porque están usando el poder del más fuerte en contra del más débil”, explicó el vicecanciller de la Arquidiócesis de Santiago, de acuerdo a una nota en el diario La Información.

Declaró que sólo hay que visitar cualquier barrio o sector céntrico de Santiago, para verificar la cantidad de ilegales que hay aquí. “Pero lo criticable de esta situación, es que ellos quieren imponer lo que el país debe hacer en materia de migración, no lo que dice la Ley, como la aplican ellos en sus naciones”, explicó monseñor Santana Reyes en la Homilía de una Eucaristía oficiada en la casi parroquia San Jerónimo, de Alto de Rafey.

No hay comentarios