Compartir

Caribbean Digital

 

 

La población está atenta a lo que ocurra este martes, cuando se cumple el plazo otorgado por el Gobierno a la Barrick Gold para renegociar el contrato de explotación de las minas de oro en Pueblo Viejo, Cotuí.Empleados Barrick

El día 8 del cursante mes, el ministro administrativo de la Presidencia, licenciado José Ramón Peralta, garantizó que  antes de   que concluya abril  habrá una definición  en las negociaciones del Gobierno con la Barrick Gold. Este mes “concluye el tiempo prudente” otorgado por el presidente Danilo Medina para renegociar el contrato con la empresa minera  canadiense, indicó el funcionario.

Peralta, uno de los negociadores con la Barrick, declaró: “Ya está terminando el tiempo. No pasará de este mes (abril). Estamos en conversaciones, han avanzado y todo lo que se derive del acuerdo con la Barrick es para favorecer el país, si no lo favorece no habrá acuerdo”.

Cientos de cotuisanos montaron ayer un piquete frente a las instalaciones de esa empresa, reclamando su nacionalización y que los beneficios que reporta la explotación de las minas de oro sean utilizados para beneficio de la población.

Los sacerdotes del grupo Hélder Cámara  encabezaron la protesta a la que se unieron  los sectores empresariales, comunitarios y políticos de la provincia Sánchez Ramírez.

Los sacerdotes  Rogelio Cruz, Regino Martínez, Tony Ramos, Carlos Piantino, Leonardo Pérez, Ramón Abreu, Leonardo Adames, Martín Luzón y Nino Ramos, pidieron al Gobierno “actuar y no amagar”.

Los curas advirtieron sobre los daños ecológicos que  producen la explotación de las minas de oro que está acabando con los árboles, ríos, aves y animales de la zona.

“El presidente Danilo Medina que deje de estar amagando y dé el primer fundazo”, expresó el padre Rogelio Cruz.

Desde el viernes y hasta ayer domingo, el médico Demetrio Wazar Gómez  escaló al arco de la Plaza de la Bandera en reclamo de que el Gobierno renegocie el contrato con la Barrick Gold.

Pide perdón

El diputado del PRD por San Cristóbal, Leivín Guerrero, pidió perdón por haber votado favorablemente en el 2009 por la aprobación del contrato con la Barrick Gold, aclarando que lo hizo por una línea partidaria, pero “jamás por un beneficio personal”.

Una comisión bicameral del Congreso Nacional,  investiga si hubo violaciones a la Constitución en el convenio entre el Estado y la Barrick.

La sala capitular de Polo, Barahona, declaró de alto interés nacional, la renegociación del contrato con la empresa minera.

UN APUNTE

Inaceptable

El presidente Danilo Medina declaró el 27 de febrero ante la reunión conjunta de senadores y diputados que son “inaceptables” las condiciones en que el Estado firmó el contrato con la Barrick Gold, porque la mayor beneficiaría es la  minera.

 

Fuente: El Nacional

No hay comentarios

Deja un comentario...