Compartir
Los vecinos del Embrujo II se reunieron la noche del martes y reiteraron su rechazo a la antena.

Redacción/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana.- Los residentes del residencial El Embrujo II expresaron ayer su rechazo a la instalación de una antena de telefonía móvil de 42.68 metros de altura por parte de la empresa Claro-Codetel, por considerarla perjudicial para la salud, la tranquilidad y seguridad de los moradores de este sector.

Los vecinos del Embrujo II se reunieron la noche del martes y reiteraron su rechazo a la antena.

Dijeron que todos los moradores de la comunidad están opuestos a la torre de telecomunicaciones.

Señalaron que la antena para su operatividad requiere de una planta eléctrica de gran capacidad que genera contaminación por diferentes vías, como el monóxido que despide de la misma, la evidente contaminación que se va a producir por el ruido de esa planta.

En un documento entregado a los medios en una rueda de prensa, los residentes en El Embrujo II explicaron sobre el riesgo inminente que representa estar a escasos metros de una planta eléctrica que requiere para su funcionamiento una cantidad significativa de combustible, el cual evidentemente se encontrará almacenado en el área de la antena.

“La caída estrepitosa del valor de cada uno de los inmuebles que circundarían a la antena, viendo con ello mermada cada uno de los propietarios la posibilidad de que se refleje una plusvalía respecto de sus propiedades”, sostuvieron.

Asimismo, manifestaron los efectos nocivos para la salud que se derivan de las radiaciones electromagnéticas que emite la referida antena de telefonía móvil.

“Se perdería la privacidad de cada uno de los hogares colindantes de la antena en cuestión, toda vez que la misma precisa de un mantenimiento continuo que sería suministrado por un personal, el cual estaría ubicado naturalmente al nivel de la antena de que se trata, entre otras causas”, indicaron.

Expresaron que en una asamblea realizada el 13 de julio del año pasado, con la presencia de ejecutivos de la empresa Claro-Codetel la Junta de Vecinos reiteró su rechazo a la instalación de la antena

“Esperamos que por parte de la empresa CLARO CODETEL sea acogida nuestra postura como comunidad y personas afectadas de manera directa respecto de la instalación de la referida antena de telefonía móvil, sobretodo en aras de que el bienestar y la tranquilidad sigan imperando en nuestro sector”, afirmó la comunidad en el comunicado.

No hay comentarios