Compartir
Miguel Vargas. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

SANTO DOMINGO./ El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, afirmó que esa organización tiene el reto a partir de agosto del 2012 de encabezar un gobierno comprometido no sólo con finanzas públicas transparentes y balanceadas, y la estabilidad macroeconómica, sino  también con reducir la pobreza,  disminuir la desigualdad, controlar la criminalidad, combatir la corrupción y el narcotráfico y ejecutar las reformas microeconómicas que permitan al país mejorar sustancialmente su competitividad global.

Miguel Vargas. Archivo.

El presidente del PRD hizo los planteamientos al rendir un informe sobre la situación económica, social y política de la República Dominicana en la reunión  Consejo de la Internacional Socialista, que sesionan este fin de semana  en Atenas, Grecia.

Vargas expuso que el alto costo de la vida, la falta de empleos, la creciente delincuencia y criminalidad, el deterioro del servicio de electricidad, la mala calidad de la educación pública y la rampante corrupción gubernamental han provocado un grave deterioro de la situación social de las familias dominicanas.

Afirmó que por eso las encuestas independientes realizadas en los últimos meses reflejan que alrededor del 80% de la población expresa que el país anda por el rumbo equivocado, y que las perspectivas a corto plazo es que la situación seguirá deteriorándose para el país y para los hogares.

Vargas expuso a sus compañeros de la socialdemocracia mundial, que la fortaleza popular y la unidad que se ha logrado mantener en el partido, así como el creciente descontento con el gobierno, explica que el PRD aparece preferido para las elecciones del próximo año con un 45% mientras que el PLD recibe sólo el 35% en una de las últimas encuestas, que también coloca al candidato presidencial perredeísta, el compañero Hipólito Mejía, superando al candidato oficialista por un margen todavía mayor.

El presidente del PRD razona en su informe que como consecuencia de una política descontrolada en el gasto público, caracterizada por una nómina abultada, despilfarro, y la utilización de recursos públicos para apuntalar las candidaturas del partido de gobierno en la campaña electoral del 2010, el Gobierno se vio imposibilitado de cumplir con las metas fiscales a que se había comprometido con el FMI para el año 2010 y durante el primer trimestre del 2011.

Relató que el Gobierno se había comprometido a mediados de marzo del 2011 a realizar un recorte en el gasto público equivalente al 12% del gasto total excluyendo educación, salud y los programas sociales.

Este recorte, que ascendía a RD$35,160 millones (1.7% del PIB), se quedó en propuestas, pues el Gobierno no ha detenido el ritmo de gastos públicos y ha comenzado a acumular atrasos mayores en los pagos a suplidores.  Por ejemplo, a final del 2010 tenía atrasos en pagos a los generadores de electricidad ascendentes a US$289.9 millones, los cuales han aumentado  US$618.1 millones al 17 de junio del 2011.

Dijo que ante el incumplimiento de este compromiso,  el gobierno prefirió aumentar la tarifa de electricidad desde el 1ro de junio y aprobó un paquete de nuevos impuestos para elevar sus recaudaciones.  Se estima que entre el aumento de la tarifa de electricidad de casi 20% que  se ha acumulado desde diciembre del 2010 y los nuevos impuestos, el sector público elevará sus recaudaciones en cerca de 1% del PIB.

Agregó que los ajustes tienen lugar en momentos en que adicional al alza de la tarifa de electricidad, la población ha tenido que enfrentar aumentos de 35% de los precios de los combustibles, alzas de 12% en el promedio de los bienes que conforman la canasta básica, aumentos de 15% en los precios de los medicamentos, 14% en los precios de los servicios hospitalarios, 20% en los costos financieros que tienen que pagar las empresas y los hogares por los préstamos tomados en los bancos, y un aumento previsible en el pago de la matrícula escolar a partir del mes de septiembre.

Abundando en el aspecto económico Vargas expuso que el creciente déficit público combinado con el alza de los precios del petróleo han provocado un déficit creciente de la cuenta corriente de la balanza de pagos y que de mantenerse la situación actual, la economía podría cerrar en 2011 con un déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos ascendente a RD$6 mil 110 millones, equivalente a 11.7% del PIB.

Dado que el acuerdo con el FMI se ha mantenido suspendido durante el primer semestre del 2011, el Gobierno no ha recibido todos los desembolsos de préstamos previstos, expresó, lo que ha limitado el financiamiento del déficit a través de la cuenta de capitales, más aún si se tiene en cuenta que los influjos de inversión extranjera han sido más moderados este año que en el 2010.  Lo anterior explica el porqué el Banco Central ha perdido US$958 millones de sus reservas brutas y US$878 de sus reservas netas.

Vargas se encuentra en Grecia acompañado de su esposa Angelita García, y de una delegación que incluye a Peggy Cabral, secretaria de Relaciones Internacionales del PRD; Janet Camilo, presidenta de Fedomusde, y Altagracita Tavárez, quienes participaron en una reunión de la Internacional Socialista de Mujeres, así como de otros dirigentes y legisladores perredeístas.

No hay comentarios

Deja un comentario...