Compartir
Miguel Vargas. Archivo.

Servicios/Caribbean Digital

El presidente del Partido Revolucionario Dominicano, Miguel Vargas, afirmó este lunes que la clase dirigente del país no debe recibir sin un gran estremecimiento el dato de que en el año escolar 2010-2011, el 82.7 de los alumnos de los niveles inicial, básica y media tuvo un desempeño inferior a los 55 puntos, conforme un estudio de ranking presentado la pasada semana.

Miguel Vargas. Archivo.

“Es una información que en plena era del conocimiento debe activar muchas alarmas para que nos aboquemos sin dilaciones y con seriedad a relanzar nuestro sistema educativo”, expresó el dirigente político en una declaración dedicada a la conmemoración del 199 aniversario del nacimiento de Juan Pablo Duarte y a la celebración del Día Nacional de la Juventud, que se conmemora este martes.

Sostuvo que como en muchos otros aspectos de la vida dominicana, los problemas de la educación han sido estudiados y diagnosticados y sólo les falta el financiamiento adecuado y la voluntad política requerida para desarrollar un sistema de enseñanza  de calidad, orientado a la superación de los desafíos que tiene por delante nuestro país en  capacitación, enriquecimiento en valores  y competitividad.

En ese sentido Vargas consideró “muy importante” la decisión de la mayoría de los candidatos presidenciales a las elecciones del 20 de mayo, de firmar un acuerdo con el Movimiento Coalición para una Educación Digna,  en procura de dar cumplimiento a la Ley General de Educación que dispone financiar un sistema educativo de calidad con el 4 por ciento del Producto Interno Bruto o el 16 del Presupuesto Nacional.

El presidente del PRD dijo que dada la importancia estratégica que tiene la educación para el país, en varias ocasiones ha planteado que a la hora de diseñar el Presupuesto Nacional la primera partida asignada sea la de educación y luego se distribuya el resto de los recursos. Recordó que suscribió ese compromiso en el programa de gobierno que presentó al país en el año 2008.

Dijo que así debe ser porque gran parte de nuestros problemas, sean de orden social, económico o cultural, tienen su origen en la inexistencia de un sistema educativo de calidad adecuadamente financiado, y que tome especialmente en cuenta los mecanismos de evaluación-supervisión y la participación comunitaria y familiar.

“Lo que debemos entender es que todo está transversalmente vinculado a la educación y que sólo con ella vamos a desarrollar el proyecto de nación que dará oportunidades a nuestra gente de ser competitiva y disfrutar de bienestar general”, concluyó.

No hay comentarios

Deja un comentario...