Compartir
Periodista Nelson Peralta. Archivo.

Por Nelson Peralta

(Analista político)

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ No es lo mismo, ni es igual……Históricamente en la República Dominicana, los recursos del Estado se lanzan a borbotones a favor de los intereses de quienes ejercen las funciones públicas de ese momento. La actual campaña política no es la excepción.

Periodista Nelson Peralta. Archivo.

Danilo Medina cuenta con todos los recursos del Estado y los usa a favor de sus aspiraciones de llegar al poder. ¿ Eso esta bien?. ¡Claro que no!, porque es un abuso de los fondos públicos que todos los dominicanos debieran estar rechazando en las calles.

Traigo este tema a colación que de seguro más de uno de los que leen mi artículo, pensaran o dirán en voz baja, es un tema muy debatido ya. Pero no. Tenemos que seguir hasta que nuestros gobernantes entiendan que el Estado no es un botín ganado en una “guerra electoral” para acabarlo en 4 años de mandato.

Pues a raíz, de las actividades exitosas del pasado lunes encabezada por Hipólito Mejía en Santiago, una marcha caravana en la zona Sur y otra en Cienfuegos, se dijo que la falta de recursos estaba diezmando la candidatura de Mejía.

Faltan recursos, es cierto, porque una candidatura opositora que no abusa del dinero del pueblo no utiliza la misma técnica para competir con una candidatura apadrinada por el gobierno de Leonel Fernández, que ha puesto a favor de medina todos los recursos públicos.

Pero se debe tomar en cuenta que cuando usted lleva a una caravana o mitin político a gente que le ha tenido que dar un vehículo placa oficial, combustible, dinero y ron para asistir, no ha concitado un apoyo, ha hecho un negocio. Esas personas acuden al lugar, pero no sienten el compromiso de conciencia de acudir a respaldar una candidatura en la que cree y tiene fe de que redimirá a los dominicanos del abandono y desesperanza en que se haya.

Mientras que cuando acuden personas a caravanas de Mejía y el PRD sin que medie nada de estos beneficios, significa que ese candidato (Hipólito) es poseedor del respaldo y sacrificio de ese pueblo que demuestra confianza y fe en ese futuro gobernante.

Ver tanta gente entusiasmada con una candidatura que promete levantar la esperanza de un pueblo que se encuentra abatido por la delincuencia, la violencia, el hambre, las alzas en los costos de los bienes y servicios y levantar la dignidad humana, es suficiente motivación para entender que es un pueblo inteligente y que no permitirá un engaño más en las próximas elecciones.

El país tiene que levantarse y no permitir que el uso  y abuso de los recursos del Estado siga decidiendo los procesos democráticos, políticos y electoral del país, porque seguirá debilitando la institucionalidad que es ya, muy frágil.

Es una lástima que haya quienes perdieron las perspectivas  de la visión de futuro y de vida y se disponen a hacer lo que sea, utilizando los medios que sean contar de “echar en su bolsa un peso más” proveniente de los bienes del Estado. No más, ya esta bueno. Es tiempo de continuar promoviendo el cambio y hacerlo ahora porque mañana podría ser tarde.

La dignidad de los dominicanos debe ser respetada, no es posible que en tiempo electoral se le entregue raciones de alimentos, se traten de asfaltar las calles, se congelen acciones del gobierno y cuando concluye el proceso se aplican todas las medidas, dando continuidad a ese estilo demagógico tradicional en el país que es necesario vencer porque afecta el desarrollo de los pueblos.

No hay comentarios