Compartir

Caribbean Digital

 

Muy tranquila una tortuga descansa en la orilla de la playa, pero al entrar al agua observa a un tiburón, entonces la “tranquila” tortuga se lanza sobre la tiburón tirándole fuertes mordidas.

Es bien sabido que las tortugas carecen de dientes, pero tienen una mandíbula afilada, con forma de pico con lo que devoran sus alimentos y morder a sus agresores.

Aunque la pantalla grande pinta la tiburón como un depredador, lo cierto es que es más débil de lo que uno se imagina.

Según los expertos, al encontrarse en lo más alto de la cadena trófica, ejerce una función de regulación muy importante sobre el resto de especie, explica Infobae.com.

Hay cerca de 400 taxones de tiburones documentados, y solo 30, se consideran potencialmente agresivos, es decir, que podrían, en un momento dado, atacar al ser humano si se sintieran amenazados por éste.

MIRA EL VIDEO:

 

 

¿Que opinas?

 

Fuente: http://www.planetacurioso.com

 

No hay comentarios

Deja un comentario...