Compartir
Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./ Uno de los graves errores y horrores que tiene el invento del siglo llamado internet es que todos, sin importar sexo, posición económica, raza, color, pobreza, riqueza, nada, podemos accesar a la cosa esta sin ninguna restricción.

Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Espero que los cerebros que inventaron lo bueno y malo en el siglo pasado decidan ponerle freno a esta libertad, porque los padres no están haciendo ni papa, y poco que les importa, para controlar sus crías, debido a la pésima orientación que les están dispensando (me excluyo de este paquete por dos razones:  1) Mis hijos rebasaron la mayoría de edad y 2) Fueron criados bajo la copia conque me formaron mis padres, cosa que les agradezco infinitamente, porque descubrí que los tiriguillazos, cocotazos, correazos e hincadas, no deforman a nadie.  Si usted puede decir lo mismo tiene todo el derecho

La mejor forma de arreglar el desastre en marcha con la creación de este tan excelente y pésimo invento es pagando una cuota y ser portador de un documento que avale la mayoría de edad y eso va a depender de las reglas de juego de cada país, con el fin de que sea utilizado como clave para tener derecho al uso del ciberespacio.  Mi sana propuesta se basa en intentar poner freno a la incursión de menores a esta red tan dañina para quienes no saben darle el uso correcto.

El daño ya está hecho, lo que debe hacerse es detenerlo ahora, porque mañana será demasiado tarde.  Mi sueño podría terminar en una gran pesadilla, porque a fin de cuentas lo que está buscando el hombre actual es la destrucción total y comenzando por los niños, como ya está sucediendo, será seguro y contundente, debido a que en el futuro no tendremos hombres con pensares positivos sino delincuentes forjados en una sociedad donde la podredumbre es el pan nuestro de cada día.

No hay comentarios

Deja un comentario...