Compartir
Eugenio Taveras. Archivo.

Por Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD./La sencillez y profundidad con que se tocaron los diversos tópicos que atañen a los niños, niñas y adolescentes de la República Dominicana, específicamente, el día sábado, 4 de junio de 2011 en el Hotel Gran Almirante a cargo de los exponentes Edith Febles, Adalberto Grullón y Naivi Frías, no dejaron ninguna brecha de duda, de la realidad y de la magnitud del problema.

Eugenio Taveras. Archivo.

Una enciclopedia no nos sirve para hurgar en ella la solución a una problemática tan visible y a la vista de todos los protagonistas que deben velar porque se cumplan, aunque sea en un nivel mínimo, los requisitos que sabemos deben llevarse a efecto para que nuestros niños, niñas y adolescentes reciban las atenciones mínimas por parte de todos los que tenemos la capacidad de entrar en acción.

Los datos arrojados por el expositor Adalberto Grullón, extraídos de estudios serios efectuados por instituciones respetadas a nivel mundial, son escalofriantes, a sabiendas de que todos estamos conscientes de que están ahí, de que suceden realmente, de que nadie está haciendo los esfuerzos necesarios para buscarle una salida a tan delicado problema y de que se gastan todos los cuartos del mundo en pomposas actividades que solo tienen valor para fines políticos.

La diversidad de temas abordados en torno a la niñez desvalida no es la solución en lo inmediato, sin embargo, nos dejan entender que al final del túnel hay una luz que promete ser la esperanza para enfrentar el problema desde la raíz y que no debemos buscar culpables, sino colocar un granito de arena en el promontorio, adecuado para ver construido un futuro esperanzador para los niños, niñas y adolescentes por gobiernos y padres responsables, que entiendan el valor que representa para una nación levantar desde sus cimientes los hombres y mujeres que necesitamos.

No hay comentarios