Compartir
Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, RD.- “La misión del Consejo Nacional de la Magistratura consiste en seleccionar, nombrar y ratificar a jueces y fiscales que sean independientes, éticos e idóneos”.

Periodista Eugenio Taveras. Archivo.

El pesimismo conque me caracterizo me lleva a pensar que esa misión quedará trunca toda vez que conozco el deseo ferviente e intencionado que tiene el actual mandatario de la República Dominicana Dr. Leonel Fernández Reyna de controlar todos los poderes, a sabiendas de que es el presidente del organismo encargado de escoger los hombres y mujeres que conformarán las instituciones responsables de dictar las más importantes decisiones de nuestra nación, como son:  Tribunal Constitucional, Suprema Corte de Justicia y Jueces Electorales y sus suplentes, al tiempo que tienen la facultad de evaluarlos y ratificarlos en sus puestos.

Con todas estas condiciones, y enterado de todo lo sucedido en la historia pasada y reciente de nuestro país, los dominicanos no podemos esperar resultados halagadores de las decisiones tomadas, ya que las mismas beneficiarán a los que hoy y ayer practicaron toda clase de bellaquerías, las cuales serán cubiertas por los amarres que se desprendan de las históricas decisiones salidas del hermoso cuadro que tiene en sus manos la democracia de un pueblo engañado por décadas.

La claridad con la que expreso mi sentir me conduce a decirles que nadie más que yo desearía estar del todo equivocado y una vez concluida la ardua y delicada jornada que inicia el CNM a partir del 11 de agosto de 2011 y que presidirá el primer hombre de la nación, nos despertemos un buen día con la alegre noticia de que todos, sin distinción de partido, podamos alzar el grito al cielo y vociferar llenos de júbilo:  por fin, ocho hombres, entre casi diez millones de habitantes, tomaron las decisiones atinadas para bien de la democracia y el futuro de República Dominicana.

No hay comentarios

Deja un comentario...