Compartir
Eugenio Taveras

Eugenio Taveras

Especial/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./La noche del 8 de abril de 2011 fue celebrada una entrega más de los premios del concurso de ensayo, organizada por la seccional Santiago del Colegio Dominicano de Periodistas.

Eugenio Taveras

Mi llegada al evento se produjo justo en el momento en que el Vice Ministro de Cultura Lic. Enegildo del Carmen Reyes fue presentado para llenar el espacio correspondiente, en su condición de patrocinador personal de dicho concurso, dinero que sacó de una cuenta bancaria que tiene en un banco cualquiera de los tantos existentes en el espectro.

El olfato periodístico me indicó que la operación, hasta ese momento, había transcurrido con éxito y que el paciente sobreviviría, a pesar de los entuertos y vericuetos que implica organizar una actividad tan costosa y que el vice ministro tuvo que cubrir con los ahorros que ha acumulado en todos estos años de trabajo honesto y sin máculas.

El Ministerio de Cultura, representado dignamente por el Lic. José Rafael Lantigua, no tenía en sus arcas un solo centavo para cubrir evento alguno donde haya que desprenderse de una suma tan alta de dinero y, por tal razón, el vice ministro de cultura con asiento en Santiago debió extender su altruismo más allá de sus posibilidades y sacar, repito, de su cuenta bancaria personal, la cantidad requerida para llevar a buen puerto un concurso que el Secretario General actual, Lic. Ramón Paulino, no podía darse el lujo dejar pasar por alto, después que la empresa patrocinadora de todos los eventos anteriores, no pudo o no quiso, cubrirlo.

El título, UN YOYO CULTURAL, hace alusión a las expresiones que durante toda su exposición vociferó el “Vice Ministro de Cultura, Lic. Enegildo del Carmen Reyes”, dejando claro que los dineros desembolsados para cubrir esta actividad son de su propiedad y no propiedad de todos nosotros los que pagamos los impuestos, aprovechando el escenario para disparar una caterva de dardos envenenados en contra del Lic. Tony Rodríguez, actual vicepresidente del Colegio Dominicano de Periodistas a nivel nacional y dos veces Secretario General del mismo gremio en la seccional de Santiago de los Caballeros, por el simple hecho de comentar, en un programa de televisión donde es conductor, la condición de yoyo que de forma odiosa y de mal gusto utiliza cuando los eventos que cubre la institución los hace su propiedad.

El yoyo, repetido hasta el cansancio, es el norte que sigue el “Vice Ministro de Cultura”, olvidando que Él trabaja porque nosotros le pagamos, que esa institución no es de su propiedad, que la Secretaría de Estado de Cultura pertenece a todos los dominicanos y no a un engreído muchachito que ha cometido todos los errores habidos y por haber, y lejos de ser destituido, como lo ha merecido en varias ocasiones, es ascendido por el Ministro Lic. José Rafael Lantigua, y las malas lenguas son capaces de calumniar a ese honorable funcionario “cultural”, llegando a conjeturar expresiones de publicación prohibida, y hasta violencia de género le endilgan, lo que viene a ser el colmo de las mentiras que son capaces de vomitar los que quieren hacer volar del puesto a un niño consentido.

No hay comentarios