Compartir
El vividor con sus muletas.

Redacción/Caribbean Digital

Individuos como estos deberían ser amonestados por las autoridades.

SANTIAGO, RD./ Este hombre con muletas es un “vividor” como muchos de los que piden limosnas en las calles de esta ciudad.

El vividor con sus muletas.

El diminuto personaje estaciona su carro en la calle Restauración esquina San Luis, próximo a la planta televisora Tele-Unión,  lugar preferido para dedicarse a pedirle a la gente, especialmente a los que se pasean en vehículos.

Aparenta estar en salud.

A simple vista solo se puede notar que tiene “una pierna un poco más grande que la otra y quizás por esa razón utiliza las muletas.

En su vehiculo debería dedicarse a trabajar como chofer público (concho), vender frutas, productos agrícolas o dedicarse a otro oficio. Pero este personaje prefiera buscársela pidiendo en las calles.

Con este oficio el vividor no pierde nada, más aun cuando los buenos samaritanos sigan cayendo en su juego.

No hay comentarios