Compartir
El irrespeto a la Ley de Tránsito Terrestre de los conductores públicos y privados y la negligencia de las autoridades en hacer cumplir la ley convierten el tránsito en un desastre en la ciudad de Santiago.

JOSE ALFREDO ESPINAL

[email protected]

Editor/Caribbean Digital

SANTIAGO, República Dominicana./ Mientras la Autoridad  Metropolitana del Transporte Terrestre (AMET), persigue, con todos sus derechos legales, a los conductores que transitan sin el cinturón de seguridad, sin marbetes y hablando por celulares, el caos y las violaciones de tránsito se registran con mayor frecuencia.

El irrespeto a la Ley de Tránsito Terrestre de los conductores públicos y privados y la negligencia de las autoridades en hacer cumplir la ley convierten el tránsito en un desastre en la ciudad de Santiago.

Por ejemplo, en la calle San Luis esquina Independencia, próximo a la farmacia San Luis, de esta ciudad, uno de nuestros “chóferes héroes”, del sector privado, estacionó este sábado al medio día su vehiculo de esta manera.

Su carro, marca Honda Accord, color rojo vino, placa A424852 está estacionado en dirección contraria, con destino a la avenida Las Carreras en vez de la calle Del Sol.

Lo grave y lamentable del caso es que en esta intersección siempre hay agentes de la AMET, pero al parecer estos policías no se percatan o por alguna razón en particular ignoran lo sucedido.

Según versiones, el propietario de este vehiculo con frecuencia deja su vehiculo en vía contraria en esta misma calle.

Continuamos con el tránsito en un próximo comentario.

No hay comentarios

Deja un comentario...