Sergey Kovalev.
Por Domingo Hernández
            Cuando las condiciones parecían estar dadas para que el colombiano Elieder Alvarez sepultara definitivamente la carrera del otrora temible boxeador ruso Sergey Kovalev, este último sorprendió al mundo y pulverizó todos los pronósticos en su contra.
            Ciertamente, Alvarez venía de noquear contundentemente en agosto pasado a Kovalev y todo apuntaba a que repetiría su victoria en la contienda que sostuvieron el pasado sábado  en el Ford Center  en Texas.
            Alvarez, invicto hasta ese momento con palmarés de 24-0, con 12 nocauts, se presentaba no obstante a sus 34 años de edad, como un boxeador en su plenitud de facultades, más entero, menos golpeado,frente a un Kovalev en declive, que había perdido tres de sus últimos cinco combates.
            Sin embargo, esta vez se invirtieron los papeles y el Kovalev decadente lució rejuvenecido, revitalizado, ante un Alvarez que se lució decepcionante.
            En efecto, Kovalev se vio como en sus mejores tiempos y dominó de prácticamente de principio a fin a Alvarez, en base a un mejor boxeo, inteligencia, un plan bien definido de combate y efectividad.
            Alvarez, en cambio, pareció apático, sin iniciativa, perturbado y carente de agresividad. El sudamericano decepcionó, mientras el ruso impresionó y logró alcanzar un triunfo que le permite experimentar un resurgir en una carrera que para muchos estaba al borde del colapso total.
            Kovalev hizo a su lado los  múltiples problemas que enfrenta fuera del ring, incluida una acusación de una mujer por supuesta agresión, lo que lo llevará a los tribunales próximamente en donde deberá defender su inocencia, para acreditarse una victoria que le valió la reconquista del título mundial semipesado, en la versión de la Organización Mundial de Boxeo –OMB-.
            La votación unánime de los jueces refleja un dominio pleno del ruso, pues las tarjetas fueron las siguientes:116-112, dos jurados, y un tercero 120-108, aunque esta última estuvo algo exagerada.
            Pero .,además, ello le abre las puertas a lograr peleas más lucrativas contra los demás monarcas de las 175 libras, una categoría  que actualmente luce altamente competitiva y llena de talento.
            Dentro de sus posibles rivales, figuran sus compatriotas:Artur Beterbiev, rey avalado por la Federación Internacional de Boxeo –FIB-, Dmitry Bivol, soberano de la Asociación Mundial de Boxeo –AMB- y Oleksandr Gvozdyk, monarca del Consejo Mundial de Boxeo –CMB-, y recién noqueador del haitiano nacionalizado canadiense Adonis Stevenson.
            Otro probable adversario de Kovalev, quien puso su récord en 33-3-1, con 28 nocauts, lo es el mexicano Gilberto –El Zurdo-Ramírez, campeón supermedio de la OMB, y quien ha mostrado interés en subir de categoría para buscar mejores peleas.
            Esto, desde luego, siempre que no se pacte un tercer choque entre Kovalev y Alvarez, el cual no parece atractivo, en razón de la pobre demostración de este último.
            En el supuesto de que sea así, cualquiera de los rivales mencionados, bien podría mandar al retiro definitivo a Kovalev, quien a sus 36 años, no le queda mucho en el boxeo de alta competición y, precisamente, por razones de edad, se ve obligado a buscar peleas lucrativas para asegurar su futuro e irse tranquilo. Ya veremos. PARA QUE LO APRENDAS O LO RECUERDES:El norteamericano Gene Tunney, excampeón mundial de los semipesados y pesado, fue el primer boxeador en ser escogido “Boxeador del Año” por la prestigiosa revista The Ring. Ocurrió en 1928. ¡Suena la campana! ¡Climmp!
pIE:
El ruso Sergey Kovalev, conecta una izquierda al colombiano Elieder Alvarez, previo a vencerlo por clara decisión y despojarlo del trono de los semipesados. Fotos fuente externa.

Deja un comentario...