Compartir
Sede de la Policía en Santiago. Archivo.
Pedro Jiménez
Especial/Caribbean Digital
El intento de asesinato se debió a un ¨tumbe¨ de drogas.
 
SANTIAGO.-Un obrero que iba a ser ejecutado por tres sicarios por asuntos de droga, logró escapar milagrosamente al lanzarse del baúl del vehículo, pese a tener colocada en la cabeza una funda plástica. 

El Comando Policial en Santiago. Archivo.
El Comando Policial en Santiago. Archivo.
 
Según un informe de la Policía Nacional, Luis Alberto Valdez Balcácer, de 34 años de edad, con residencia en el sector el Ingenio Arriba, era conducido en el baúl de un carro Honda Accord por tres individuos que pretendían ejecutarlo.
 
Cuando dicho vehículo se desplazaba por la Autopista Joaquín Balaguer, en la cercanía de la avenida Estrella Sadhalá, Valdez Balcácer logró lanzarse al pavimento y escapar de los matones.
 
Los tres hombres habían raptado a Valdez Balcacer mientras se encontraba parado en la acera en las cercanías de la planta de gas propano, del sector El Ingenio.
 
El obrero, quien tiene antecedentes criminales por un homicidio hace cinco años, fue apresado por la Policía Nacional y declaró que no sabe los nombre de sus captores.
 
Añadió que el intento de darle muerte a él se debe a una deuda por la venta de varias porciones de diversas drogas  le dio a vender y el uso el dinero de la venta para su provecho personal.
 
No obstante, Valdez Balcácer dijo que no saber el nombre ni demás generales del hombre, pero supuestamente reside en el Ensanche Bermúdez,de Santiago.

No hay comentarios