Compartir

Una empresa de decoración han tintado de violeta parte del lago salino Baskunchak (Astracán, sur de Rusia) para una sesión fotográfica de recién casados y esa idea ha provocado indignación en las redes sociales, informa el portal V1.

El estudio Travá-Muravá ha asegurado que empleó un colorante alimentario inocuo que se empezó a diluir “al final de la sesión fotográfica” y del que no ha quedado rastro tras tomarse las imágenes, hace más de una semana.

Sin embargo, las autoridades rusas de protección medioambiental inspeccionan el lugar para comprobar si esa afirmación es realmente cierta.

Fuente de noticia

No hay comentarios

Deja un comentario...